IBERDROLA ha invertido 170 millones de euros durante 2014 en el área de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i), lo que supone un incremento del 7% respecto al ejercicio anterior. La Compañía ha destinado el grueso de dicha inversión al desarrollo de proyectos de redes inteligentes, generación limpia, eólica offshore y nuevas tecnologías y modelos de negocio.

Gracias a su continuo compromiso con la vanguardia y al esfuerzo por buscar nuevas oportunidades que le permitan dar respuesta a las necesidades energéticas del futuro, IBERDROLA ha sido reconocida como la utility española más innovadora y la quinta de Europa, según la clasificación de la Comisión Europea.

La decidida apuesta de la Empresa por la I+D+i también se ha visto reflejada en el apoyo a emprendedores y empresas de base tecnológica a través del programa de capital riesgo Perseo, que cuenta con 70 millones de euros de presupuesto. Mediante esta herramienta, desde 2008, IBERDROLA ha invertido ya más de 48 millones de euros en start-ups tecnológicas que aseguren la sostenibilidad del modelo energético.

En concreto, entre las iniciativas llevadas a cabo a través de Perseo en 2014, destacan la entrada en el capital de la compañía de Silicon Valley QBotix, que desarrolla tecnología robótica para instalaciones de generación renovable, y el lanzamiento del programa Open Innovation Ventures, con el fin de colaborar con proveedores tecnológicos de IBERDROLA. La primera actividad de este programa ha sido la constitución de GDES Tech4Services, un acuerdo entre la Empresa y el socio tecnológico Grupo Dominguis para desarrollar nuevas tecnologías para operación y mantenimiento en el sector eléctrico.

1)Energías renovables

En el área de las energías renovables, el Grupo ha puesto en marcha proyectos que promueven soluciones para reducir los costes de la energía eólica offshore, ámbito en el que IBERDROLA es un referente al haber sido la primera empresa española en poner en marcha una instalación de estas características, el complejo de West of Duddon Sands, en Reino Unido.

Dentro de estas iniciativas hay que destacar el proyecto de cimentaciones de gravedad LOW-IMPACT, el proyecto LEANWIND de tecnologías offshore y las diferentes líneas de actuación del ambicioso programa OWA (Offshore Wind Accelerator), promovido por el Carbon Trust del Reino Unido.

En Escocia, ha comenzado un estudio de fatiga en pilotes offshore para suelos calcáreos, de forma que se optimicen diseños y se asegure su estabilidad duradera. Igualmente, ha participado en el proyecto TLPWind, cuyo objetivo es diseñar un modelo de aerogenerador flotante de última generación y un innovador sistema de instalación asociado para fomentar la instalación de parques offshore en zonas de Reino Unido donde ahora no es viable por la profundidad de las aguas.

Además, IBERDROLA ha lanzado el proyecto europeo BEST PATH, cuyo objetivo es la demostración de nuevas tecnologías que faciliten la integración de renovables en las redes europeas, y el proyecto SMARTWIND, que investiga sobre modelos y simulaciones de tecnología de almacenamiento asociado a parques eólicos. 

2)Redes inteligentes

La actividad de I+D+i de distribución de energía eléctrica en el Grupo se centra en optimizar la red, con atención a la seguridad en el trabajo, los aspectos medioambientales, así como la mejora en la calidad del suministro.

En este sentido, IBERDROLA apuesta decididamente por el desarrollo de las redes inteligentes con diferentes proyectos en todos los países donde distribuye electricidad. En Europa, la Compañía lidera el proyecto UPGRID, con el que busca reforzar su capacidad como integrador de demanda activa y generación distribuida en baja tensión, continúa en curso con los trabajos de IGREENGrid, para el desarrollo de metodologías precisas que permitan la integración de las energías renovables en las redes de distribución eléctrica, y colabora en el DISCERN, donde se comparan distintas soluciones de inteligencia de la red y se busca el conjunto de arquitecturas más optimizadas. 

En España, el Grupo está involucrado en el proyecto PRICE, cuyo objetivo es cubrir las necesidades identificadas para el desarrollo de una red inteligente dentro de un marco de eficiencia, seguridad y sostenibilidad. En la línea de normalización y mantenimiento de líneas aéreas, ha finalizado los proyectos TABON, para el desarrollo de una tecnología de verificación e inspección de líneas, MATUSALEN, para el desarrollo de una herramienta para la determinación del envejecimiento de cables de media tensión en líneas subterráneas, y SILECTRIC, que impulsa nuevos aisladores para líneas aéreas.

También, en Escocia se están desarrollando proyectos para potenciar las redes inteligentes, como el ARC, cuyo objetivo es acelerar el proceso de conexión de las renovables en la red de distribución, y el FLEXNET, para el desarrollo de soluciones y tecnologías que permitan mejorar e incrementar la capacidad de la red. 

En Brasil, IBERDROLA lleva a cabo acciones de innovación para la inspección de las redes de distribución como el VANTS y el ROBÔ, proyectos de instalación de infraestructuras subterráneas en las ciudades para disminuir el impacto de las líneas aéreas. 

En Estados Unidos, destaca el proyecto INTEGRATED AERIAL DAMAGE ASSESSMENT SYSTEM, cuyo fin es el desarrollo de un sistema aéreo para la evaluación de los daños ocasionados por tras fuertes temporales en la red eléctrica. 

Por último, en Catar, IBERDROLA cuenta con un centro tecnológico de I+D+i sobre redes inteligentes a través del que, junto con la empresa estatal de electricidad catarí, Kahramaa, continúa el proceso de definición y despliegue del proyecto piloto de redes inteligentes. 

3)Tecnologías de generación limpias 

Durante 2014, los esfuerzos en el área de generación se han centrado en la flexibilidad y eficiencia operativa, respeto por el medio ambiente y la mejora de la seguridad en las instalaciones.

Entre los proyectos promovidos por el Grupo, destacan FILTRACIONES, con el objetivo de desarrollar una nueva metodología para la realización de inspecciones eficientes en canales hídricos, y las iniciativas INSROCA, SIRO y ECRIGEN,  en los que se han desarrollado prototipos experimentales y nuevas metodologías que contribuyen a garantizar la integridad estructural de los activos de generación y maximizar su ciclo de vida.

Para reducir el impacto medioambiental en las plantas de generación, IBERDROLA ha concluido en 2014 los proyectos DESOx, promovido en la central térmica de Lada (Asturias) para aumentar el rendimiento de la instalación de desulfuración y facilitar la valorización del yeso generado fruto de este proceso, y COEBEN-II, llevado a cabo en la central térmica de Velilla del Río Carrión (Palencia) para reducir las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx).



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de