Iberdrola ha presentado  en la escuela de negocios Luís Vives del Parque Tecnológico de Valencia el programa europeo CO₂ FORMARE  que, liderado por la compañía, trata la utilización del CO₂ como sustituto de compuestos clorados  para combatir el macrofouling en los procesos industriales.

Dentro de la jornada Infoday Regional, organizada por la Cámara de Comercio  de Valencia y la Red de Institutos Tecnológicos, el director del proyecto liderado por Iberdrola, Alberto Hervías, ha explicado la experiencia de la compañía en la presentación de este tipo de proyectos LIFE ante la UE, y la preparación que éstos conllevan.

El programa CO₂FORMARE se está desarrollando en la central de ciclo combinado de Castellón. Dotado con más de 4 millones de presupuesto, persigue impulsar la protección del medio ambiente con el uso eficiente del CO₂ producido en las centrales térmicas, y sustituir así los productos clorados utilizados para combatir el macrofouling.

Junto a Iberdrola, participan otros cinco socios españoles: el Cluster de la Energía de la Comunidad Valenciana, Idesa Fabrication, el Centro Tecnológico del Agua (CETaqua), Nalco Española y la Compañía de Tratamiento de Aguas OX-CTA.

Además, tanto el Ayuntamiento de Castellón como la Generalitat Valenciana y la Universidad Jaume I de Castellón, se han comprometido a participar en el comité de seguimiento de esta iniciativa medioambiental.

Este programa se suma a otros impulsados por Iberdrola que persiguen el aprovechamiento del CO2 emitido por las centrales térmicas de generación, como el LIFE CO2ALGAEFIX, el CENIT Sost-CO2 o el de seguimiento de la incidencia del mejillón cebra en el ciclo de Castejón (Navarra). 

El programa LIFE busca soluciones innovadoras relacionadas con problemas medioambientales, destacando los resultados concretos medibles y no relacionados directamente con el desarrollo o inversión en tecnologías ya existentes.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de