Por Eva San Martín

esanmartin@ambientum.com

Producir plástico no tiene por qué ser un proceso tan contaminante. Esto afirma el proyecto europeo ENER-Plast, que tiene como objetivo formar, informar, sensibilizar "y ofrecer los recursos y  herramientas necesarias" a todas las cadenas de suministro de la industria del plástico, con el fin de reducir el consumo de energía, aumentar su eficiencia, minimizar las emisiones de carbono y su consecuente impacto medioambiental.

El proyecto ENER-Plast, que debe estar listo en 2010, se dirige a todos los puntos de la industria del plástico de transformación de polímeros. Pretende de esta forma que las empresas mejoren el diseño de un producto y que tambiébn sean más exigentes para elegir el material con el que elaboran los plásticos. “Existen  herramientas y recursos para mejorar el proceso, reduciendo sus costes y el impacto medioambiental”, afirma Eva Verdejo, responsable del proyecto del Instituto Tecnológico del Plástico (Aimplas).

131 empresas analizadas
Hasta el momento, el proyecto ENER-Plast ha estudiando 131 empresas de ocho países de la UE, entre ellos España, Alemania, Bélgica, Eslovenia,  Francia, Holanda, Portugal y Reino Unido.
Entre las conclusiones, destaca que apenas el 60% de los encuestados (58%) dicen conocer la legislación vigente en materia de energía.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de