El nuevo texto introduce modificaciones en la Ley de Residuos y Suelos Contaminados con el objetivo de simplificar y reducir las cargas administrativas que ocasionaban incertidumbre e inseguridad en la aplicación de ciertos aspectos de la norma.

Las principales modificaciones que se refieren a este ámbito son las relativas a los Sistemas de Depósito, Devolución y Retorno (SDDR), con el objetivo de evitar imprecisiones, incoherencias e interpretaciones ambiguas de la normativa. Por ello, se modifica su redacción y se precisa el alcance de la aplicación de los SDDR.

Así, a partir de la aprobación de este Real Decreto-Ley, estos sistemas se establecerán en los casos en los que las características del residuo, sus dificultades de valorización o eliminación o el incumplimiento de los objetivos de gestión determinen que la aplicación de estos sistemas resulte la más adecuada.

Asimismo, se introducen modificaciones para disminuir cargas administrativas relacionadas con los traslados de residuos y con la obtención de las autorizaciones de los sistemas colectivos de responsabilidad ampliada del productor.

Subasta de derechos de emisión

El Real Decreto-Ley aprobado el viernes reforma también la Ley del Mercado de Valores para adaptar la normativa española a la europea y permitirá así el nuevo sistema de subasta de derechos de emisión de CO2. Con esta adaptación normativa, el Gobierno impulsa el acceso de las empresas españolas al futuro sistema de reparto de emisiones de una manera competitiva e igualitaria con el resto de Europa, todo ello en el marco del objetivo general de lucha contra el cambio climático.

Las primeras subastas de derechos de emisión comenzarán durante el segundo semestre de 2012, aunque cobrarán mayor importancia a partir de 2013. La UE en su conjunto subastará en 2012 un volumen de 120 millones de derechos de emisión, de los cuales a España le corresponde subastar algo más de 10 millones.

La reforma hace inviable el SDDR, según el PSOE

El Secretario de Ordenación del Territorio y Sostenibilidad del PSOE, Hugo Morán, opina que esta nueva norma impone un conjunto de trabas y barreras que hacen inviable el establecimiento del Sistema de Depósito, Devolución y Retorno de envases, algo que, por otra parte, obedece a las "sugerencias de la patronal de los empresarios (CEOE)", en la línea contraria de lo que propugna Europa.

Presiones de la industria envasadora, según Retorna

Retorna ha alertado de que el Real Decreto que modifica la Ley de Residuos y Suelos Contaminados "es una barbaridad jurídica que favorece los intereses industriales frente a los intereses ambientales, sociales y económicos". En un comunicado, esta asociación ha mostrado su "más profunda preocupación" ante la nueva medida del Gobierno, al tiempo que ha negado que responda a motivos de "urgencia" sino a las "presiones por parte de algunos representantes de la industria envasadora".

"Estas presiones han culminado en el veto al Sistema de Retorno sin antes darle la opción de demostrar su viabilidad. Esto supone la imposición de los intereses empresariales de unos pocos por delante de los del resto de sectores de la sociedad", ha señalado Miquel Roset, director ejecutivo de Retorna.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de