En dicha Jornada participaron representantes del Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario (Imida) y se analizó el impacto regional de esta nueva norma, en el marco de una Imida, del Servicio de Sanidad Vegetal de la Consejería de Agricultura y Agua, de federaciones de cooperativas (Fecoam y Fecamur), así como de empresas de productos fitosanitarios (DuPont) y de fauna útil aplicada a la agricultura (Koppert).

Según este grupo de expertos, la agricultura murciana, al igual que otras en el ámbito mediterráneo, “se caracteriza por su amplia variedad de productos de reconocida calidad y competitividad, que son mayoritariamente exportados a mercados europeos”.

Programa Agricultura Limpia

Las características climáticas de la Región de Murcia y de otras regiones del área mediterránea, sin embargo, también propician la existencia de agentes biológicos que afectan negativamente a los cultivos, provocando plagas y enfermedades que disminuyen su productividad.

La aplicación de la directiva comunitaria sobre el uso sostenible de los plaguicidas conllevará una serie de obligaciones en materia de formación de usuarios profesionales, distribuidores y asesores, así como de distribución de plaguicidas, de información y sensibilización de los consumidores y de gestión integrada de plagas, entre otros aspectos.

Determinados cultivos de la Región de Murcia, incluidos en el Programa Agricultura Limpia, están ya adecuados a los sistemas de gestión integrada de plagas. Otros, sin embargo, deberán cambiar sus métodos de producción para adaptarse a estos sistemas. Este cambio, según los expertos, “tiene que estar respaldado por la investigación y generación de conocimiento, la puesta en práctica por los productores, la formación continuada y la financiación que posibilite esta adaptación”.

Los expertos también consideraron primordial que las administraciones promuevan una información objetiva dirigida a los consumidores europeos respecto a los sistemas de producción utilizados en la Región, ya que “al ser poco conocidos, no están suficientemente bien valorados”.

Las conclusiones de esta Jornada serán puestas en común con las demás regiones participantes en el proyecto Novagrimed, “para que los representantes comunitarios dispongan de información contrastada  sobre las características específicas que la política agrícola comunitaria debería contemplar para seguir disponiendo de productos hortofrutícolas europeos de calidad”, concluyeron los expertos.

Proyecto Novagrimed

La Región de Murcia, a través del IMIDA, participa en el Proyecto Novagrimed, cuyo objetivo principal es la mejora de la competitividad y la promoción de la agricultura mediterránea a través del estudio de sus valores específicos, claramente diferenciados de los de otras zonas europeas. El objetivo último de este proyecto es presentar a la Comisión Europea una serie de recomendaciones para la gobernanza que contemplen tales especificidades.

El presupuesto total del proyecto asciende a 1.856.719 euros, de los que 323.464 corresponden a la Comunidad. Junto al IMIDA participan el Conseil Régional Provence-Alpes-Cóte d´Azur (Provence-Alpes-Cóte d´Azur, Francia), el CIHEAM-Institut Agronomique Méditerranéen de Montpellier (Languedoc-Roussillon, Francia), la Agencia Laore Sardegna (Cerdeña, Italia), la Región de Apulia (Italia) y la de Tesalia (Grecia), así como la Assemblée des Régions Européennes Fruitiéres, Légumiéres et Horticoles (Aquitania, Francia).



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de