El documento, elaborado por el área de Economía y Sostenibilidad de la Fundación IDEAS, analiza la gestión que, desde el punto de vista del empleo, realiza el Gobierno de la Comunidad de Madrid en actividades vinculadas a la protección del medio ambiente como el impulso de las energías renovables, el tratamiento y depuración de aguas y la gestión de residuos sólidos.
 
En base a ello, según ha explicado el vicepresidente ejecutivo de IDEAS y ex ministro de Trabajo, Jesús Caldera, y sólo con que Madrid se pusiera a la altura de las cinco mejores CC AA, Aragón, Cataluña, Castilla y León, Navarra y La Rioja, Madrid podría generar en los próximos 5 años entre 10.000 y 15.000 empleos en actividades con impacto en el ciudadano y la gestión sostenible del medio ambiente. “Y además, estaríamos hablando de empleo estable y con alto valor añadido”, explicó.

Así, si la CAM se situara al nivel de Cataluña en el impulso a las políticas públicas y privadas de tratamiento y depuración de aguas, sólo en este subsector podrían generarse 5.000 nuevos empleos, mientras que en materia de gestión de residuos el potencial de crecimiento llega incluso a los 8.000 empleos verdes.
 
Caldera apuntó que, a largo plazo, considerando las reformas estructurales que ha puesto en marcha el Gobierno, “que van a lograr cambios en el modelo productivo para alcanzar otro que sea económica, social y medioambientalmente sostenible, la Comunidad de Madrid, incluyendo el efecto “sede” podría llegar en 2025 incluso a disponer de 170.500 empleos verdes. A nivel nacional, podríamos pasar incluso de 500.000 a 1,5 millones de empleos asociados al ciudado del medio ambiente”.

En la actualidad, de manera oficial, la Comunidad de Madrid tiene 62.000 empleos verdes, lo que, aparentemente la coloca en el tercera posición del ránking de Comunidades Autónomas, por detrás solo de Cataluña y Andalucía. Sin embargo, según el informe de la Fundación IDEAS, observando el detalle de las actividades, se detecta que, por ejemplo, 20.000 empleos teóricamente verdes asignados a las energías renovables no tienen incidencia ni mejoran el medio ambiente, sino que se explican porque Madrid es la sede administrativa de muchas empresas de energías renovables. De hecho, las energías renovables sólo suponen 950 empleos en la región. Un efecto similar se produce con los empleos verdes asociados a la I+D+i.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de