Certificación por MSC

WWF y la Organización de Productores Asociados de Grandes Atuneros Congeladores (OPAGAC) han finalizado el Plan de Acción de su Proyecto de Mejora de Pesquería (FIP, en sus siglas en Inglés). Tras consultar con el Grupo Asesor del FIP, formado por expertos en atún tropical de ONG, industria, científicos y gestores de las pesquerías, tanto de gobiernos como de las Organizaciones Regionales de Pesca (ORP):

OPAGAC y WWF han acordado una hoja de ruta hacia la certificación por MSC de la flota de OPAGAC en todo el mundo. Esto marca el comienzo en la puesta en marcha del FIP para establecer un marco de gestión apropiado y de buenas prácticas pesqueras. OPAGAC, que representa a 40 buques cerqueros de siete países que operan en los tres océanos, se ha comprometido a un exigente calendario de logros para una mejora importante de sus operaciones pesqueras y así alcanzar el estándar definido por MSC en los próximos cinco años.

Un número cada vez mayor de las poblaciones de atunes tropicales están sobreexplotadas, tales como el atún patudo del Pacífico Occidental y Atlántico y el atún de aleta amarilla del océano Índico. Esta preocupante tendencia es debida a una gestión incompleta de las Organizaciones Regionales de Pesca (ORP). Las deficiencias existentes incluyen pobres o nulas medidas de control de capturas, falta de puntos de referencia bien definidos para el atún tropical o la gestión de los dispositivos de agregación de peces (FAD en sus siglas inglesas). Además, hay una urgente necesidad de controlar las actividades de pesca de los palangreros atuneros y el uso ilegal de redes de deriva.

El plan de trabajo del FIP ha sido preparado por una consultora independiente, según las Directrices de WWF para el desarrollo de un FIP. El plan ha sido mejorado con los comentarios recibidos de los expertos que forman parte del Grupo Asesor del FIP que evaluaron y propusieron actividades, fechas clave y logros necesarios para conseguir los objetivos del FIP. A partir de ahora, WWF, OPAGAC y otros socios pondrán en marcha el FIP y trabajarán con los responsables de las distintas ORP para mejorar la gestión de las pesquerías de atunes tropicales mediante la adopción de los marcos regulatorios apropiados para las pesquerías de atún patudo, de aleta amarilla y listado. Los marcos regulatorios necesitan estrategias de captura y niveles de pesca, basados en la mejor ciencia disponible, que permitan el máximo rendimiento sostenible (MSY).

Una gestión robusta de los FAD, por sus efectos tanto sobre las especies objetivo como sobre el ecosistema, será un elemento clave del FIP. A este respecto, OPAGAC ha sustituido con éxito los FAD que atrapaban otros animales marinos, en particular tiburones, por otros no enmallantes. Los próximos pasos incluyen el desarrollo de FAD biodegradables para reducir la contaminación marina, así como, la mejora de la selectividad de estos dispositivos para reducir al máximo el número de tiburones y juveniles de atún capturados.

El Plan de Acción del FIP será ejecutado durante los próximos cinco años y sus avances evaluados dos veces al año. Tras completar las actividades del FIP, OPAGAC buscará la certificación MSC de sus pesquerías.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de