Así, la Comunidad se convertirá en un referente a nivel nacional al constituir un cuerpo especializado en la preservación y tutela del medio ambiente.

El titular de Consejería de Presidencia, Manuel Campos, recibió a representantes sindicales de Comisiones Obreras y UGT, para continuar los trabajos que permitan diseñar una nueva regulación que comporte una organización especializada del cuerpo de agentes medioambientales dirigida a mejorar notablemente la conservación del medio natural de la Comunidad Autónoma.

Esta regulación pretende mejorar la vigilancia y defensa del patrimonio ambiental murciano, a través de la profesionalización de los agentes medioambientales, en el marco de una política ambiental participativa, a fin de dar un mejor servicio a la ciudadanía.

Tras escuchar sus propuestas, Campos resaltó que "es indispensable la participación y constante cooperación para alcanzar una protección integral de nuestros montes y reducir al máximo los delitos contra el medio ambiente".

Asimismo, explicó que su departamento estudiará el cambio de denominación del cuerpo de los agentes medioambientales, la nueva organización jerárquica y la elaboración de un borrador inicial que se irá perfilando con este colectivo a lo largo de los próximos meses.

Agentes de la autoridad

Este cuerpo estará constituido por más de un centenar de efectivos que tendrán la consideración de agentes de la autoridad, ejercerá tareas de policía administrativa, dirigida a la inspección y control sobre el terreno, para velar por el cumplimiento de la Ley de Pesca y Caza, entre otras cuestiones relacionadas con el medio ambiente.

Los agentes de la futura Policía Medioambiental también tendrán un marcado carácter de policía judicial, que intervenderá en las labores de investigación, siempre en colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, para el esclarecimiento de presuntos delitos contra el medio ambiente, incendios forestales y uso de venenos.

Regulación de la jornada laboral

Otra iniciativa que se abordó en la reunión fue la regulación de la jornada especial, horario, funciones y retribuciones, para su actualización y adecuación a las exigencias de los agentes medioambientales, "sin que ello suponga un coste económico para el Gobierno regional".

Asimismo, se analizaron las necesidades de medios materiales de los agentes medioambientales y la posibilidad de ampliar el número de aparatos de radiofrecuencia y comunicación en la Región, entre otros asuntos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de