El proyecto MERSADE, apoyado por la Comisión Europea, está dirigido por Minas de Almadén y Arrayanes S.A y cuenta con las aportaciones técnicas y científicas del Centro Nacional de Investigaciones Metalúrgicas (CENIM-CSIC) y la Universidad de Castilla-La Mancha.

50 toneladas de capacidad

El prototipo tendrá 50 toneladas de capacidad, aunque el número de depósitos como la capacidad de los mismos se adaptaría a las necesidades reales de almacenamiento. También se trabajará en el desarrollo de una técnica de estabilización/solidificación de mercurio metal mediante el uso de un cemento con azufre para su almacenamiento definitivo.

Demostrada la viabilidad técnica del proceso, la empresa Mayasa está colaborando con el CSIC para la construcción de una planta piloto para el Centro Nacional de Descontaminación de Mercurio, en el cual está comprometido el MARM y la Junta de Castilla-La Mancha.

Esta experiencia piloto podría realizarse a mayor escala y podría suponer la forma de almacenamiento definitivo de mercurio y residuos que lo contienen en forma sólida.

Fecha límite el 15 de marzo de 2011

El mercurio y sus compuestos son extremadamente tóxicos para los seres humanos, los ecosistemas y la vida silvestre, siendo una sustancia de preocupación global debido a su propensión a la bioacumulación, persistencia y posibilidad de transporte a larga distancia. España ha sido históricamente el principal productor mundial de esta sustancia, extraída de las minas de Almadén.

En 2008 se adoptó el Reglamento comunitario que establece la prohibición, a partir del 15 de marzo de 2011, de la exportación de mercurio metálico y ciertos compuestos y regula el almacenamiento seguro de éste. A partir de dicha fecha el mercurio debe ser considerado como residuo y deberá ser gestionado de forma que no presente riesgos para la salud humana y el medio ambiente.

Por ello, el Gobierno español, una vez clausurada la actividad minera, inició los pasos para la creación del Centro Tecnológico Nacional de Descontaminación del Mercurio en Almadén con una aportación de 2.600.000 euros en 2008. En 2009 y 2010, el compromiso del MARM se ha reiterado con la aportación de la misma cuantía para cada año.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de