PIXABAY

El equipo de investigación liderado por la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) ha llevado a cabo este proyecto con el objetivo de reducir el riesgo de siniestralidad, así como el tiempo de intervención de los equipos de emergencia e intervención. Funciona gracias a una red de sensores ambientales incorporados en balizas, que estarían repartidas previamente por el recinto para recopilar la información del entorno con el fin de guiar a un robot autónomo que recabaría los datos de cada sensor.

El robot podría controlarse de manera remota con la intención de identificar la posición exacta de cada amenaza e ir obteniendo más información del entorno a medida que se desarrolla la intervención. Todo con la ayuda de una cámara térmica que sirve como un sistema de visión capaz de detectar en tiempo real los focos del incendio y ubicarlos en el entorno hostil.

Gracias a este sistema, cuya validez ha sido comprobada con pruebas realizadas en entornos reales controlados, los servicios de emergencia pueden coordinar, mejorar y perfeccionar su estrategia de actuación; de forma que pueden conocer de antemano el equipo necesario para cada actuación, así como las regiones más peligrosas de cada espacio. De esta manera, se consigue un menor riesgo y tiempo de exposición a las condiciones extremas derivadas del incendio.

Resultados satisfactorios

“Los resultados que hemos conseguido han sido satisfactorios respecto a la detección y ubicación del incendio, la adquisición de datos ambientales de las balizas y el guiado dentro del recinto”, destaca Cristina Rodríguez, profesora titular del área de Tecnología Electrónica y directora del proyecto que se enmarca en la línea de trabajo del laboratorio SENiaLAB de la redLABU de la URJC.

Todo esto se ha logrado a través de una mejora directa de los distintos módulos. De esta forma, se ha mejorado la eficacia y la fiabilidad de los sistemas de balizas a la hora de visualizar la información en tiempo real y detectar error.

Mientras, con respecto al robot autónomo (VAMT), se ha progresado en lo que respecta al apoyo a los equipos de intervención gracias a la novedosa ultra banda ancha (UWB), que es lo que permite obtener la posición exacta de la amenaza e ir obteniendo información del entorno a medida que se desarrolla la intervención.

Por último, el algoritmo empleado en la cámara térmica para la detección de incendios ha demostrado su capacidad en entornos de baja visibilidad. Así, un uso combinado de todos estos módulos permitirá, según Cristina Rodríguez, “mejorar las tácticas de los bomberos durante una intervención de emergencia y durante la evacuación hostil”.

Ensayos en escenarios que recrean situaciones de emergencia reales

Los distintos módulos desarrollados han sido probados por personal de emergencia en ambientes de entrenamiento para los servicios de emergencias que recrean situaciones reales con humo y fuego presentes.

La aplicación real de esta plataforma ha propiciado el apoyo y la colaboración del Servicio de Emergencias de la Comunidad de Madrid (112), la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos (APTB), la Jefatura de Bomberos de Alcorcón y la de Fuenlabrada, así como el entorno de entrenamiento de Brunete de la CAM, que han mostrado su disposición a la hora de evaluar este proyecto y conocer sus resultados, que ya han demostrado su utilidad a la hora de evaluar la hostilidad de cada situación. En un futuro, este sistema podría impactar en la reducción del tiempo de respuesta de los bomberos, así como sus plazos operacionales.

Este trabajo, en el que han colaborado investigadores de la Universidad de Alcalá y del CSIC, se enmarca en el proyecto ‘Plataforma de Investigación para el apoyo, guiado y monitorización de servicios destinados a la prevención, control de riesgos, seguridad y evacuación en interiores’ (Ref. M2184), financiado por la Comunidad de Madrid.

Fuente: URJC-UCC+i, DICYT,

Artículo de referencia: https://www.dicyt.com/noticias/nuevas-tecnologias-para-apoyar-a-los-servicios-de-emergencia,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de