PIXABAY

Cada vez más empresas adoptan el concepto de ecodiseño para proteger nuestro planeta adoptando el concepto de sostenibilidad desde el principio de la cadena de producción.

¿Qué es el ecodiseño?

El ecodiseño consiste en la integración de los aspectos ambientales en el desarrollo de un producto desde su propia concepción con el objetivo de mejorar la calidad del producto final, reducir costes de producción y obtener un producto sostenible. En el ecodiseño, el Medio Ambiente tiene la misma importancia que el resto de valores aplicados a la producción de un producto.

Un producto de ecodiseño permite reducir su huella ambiental a la vez que contribuye a integrar la conciencia medioambiental dentro de la actividad empresarial. En su proceso de desarrollo inculcando también esta filosofía en sus clientes o consumidores y construyendo un valor de marca. Se trata de pensar en la construcción de productos y servicios reduciendo al mínimo el impacto ambiental a lo largo de su ciclo de vida.

Beneficios y ventajas

Este concepto beneficia de diferentes formas a empresas, usuarios y sociedad debido a que responde al interés común de obtener productos eficientes económica y ambientalmente. Al valorar la sostenibilidad y la huella desde el proceso de investigación y desarrollo se obtienen productos integrados en las nuevas filosofías de respeto medioambiental; tan necesarias en este momento para la protección de nuestro planeta. Así el ecodiseño es en una parte esencial de la economía circular promoviendo la optimización de recursos y la reducción de materias primas.

Este proceso facilita la reintroducción en el mercado de materias primas que de otra forma serían desechos potenciales. En España, este compromiso lleva más de dos décadas instaurado en muchas empresas. Según el VII Plan Empresarial de Prevención (2018-2020) de Ecoembes, en los últimos tres años 2.193 empresas en España han aplicado 9.380 medidas de ecodiseño. Se estima un ahorro de más de 49.000 toneladas de materias primas entren 2018 y 2020.

Algunos ejemplos

Existen diferentes fórmulas y técnicas que las empresas van adoptando y hay una parte muy importante en investigación, desarrollo e innovación a la hora de concebir un producto que se ajuste al ecodiseño.  Desde embalajes reciclables, accesorios sostenibles o la selección de las materias primas utilizadas en los propios productos y todas aquellas soluciones que la imaginación permita adaptar para elaborar como resultado final un producto ambientalmente responsable.

Podemos encontrar en el mercado peluches de juguete elaborados con botellas y envases de bebidas reciclados compuestas con un alto porcentaje de PET (plástico tereftalato de polietileno), calzado elaborado a partir de neumáticos reciclados, bisutería elaborada a partir de vidrio reciclado como claros ejemplos de productos ideados bajo el concepto del ecodiseño. Más allá del producto, cada vez es más habitual que los envases y embalajes estén construidos en materiales biodegradables y reciclables.

Integramos así este concepto que invitamos a abrazar para que cada producto que se invente y desarrolle tenga el ecodiseño como una de sus características necesarias en el proceso. Aportando así, además del uso para el que ha sido diseñado, un beneficio directo para la sociedad y el medio ambiente.

Fuente: STOP CAMBIO CLIMÁTICO,

Artículo de referencia: https://stopcambioclimatico.es/2022/01/05/ecodiseno-revolucion-envases-sostenibles/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de