• Los centros autorizados españoles procesan cada año 700.000 vehículos, y en ellos hay millones de piezas que pueden ser reutilizadas para ser más sostenibles.
  • Recomotor ha creado una red que ofrece piezas de coche de segunda mano de calidad y con garantía, algo único en el sector que puede multiplicar la venta de recambios y alargar así la vida útil de millones de recambios.

Frenar el cambio climático es una prioridad para todo el planeta. Sin embargo, son muchas las personas que pese a tener conciencia de su importancia, siguen sin actuar. Otras, intentan luchar contra el calentamiento global ayudando con el reciclaje de los restos que quedan de su consumo diario. Sin embargo, posiblemente, muchas de estas personas, cuando tengan que reparar su coche, decidan optar por hacerlo mediante la compra de un recambio de coche nuevo o simplemente se compren otro vehículo nuevo.

¿No piensan en reutilizar piezas de segunda mano de otros coches? La mayoría de ellos, no lo hace por desconfianza hacia los recambios de segunda mano. Para acabar con esta idea y fomentar la reutilización de piezas de segunda mano de coches ha nacido una nueva empresa española que quiere cambiar el sector de recambios de coche con un objetivo claramente sostenible.

Recomotor

Nos referimos a Recomotor. Esta nueva ‘start up’ española se percató de la enorme desconfianza de los usuarios en relación a las piezas de coche de segunda mano. El motivo no era otro que un gran porcentaje de incidencias en estos recambios. Según un estudio de esta empresa, más del 20% de las piezas usadas de coche ofrecidas por los centros autorizados tenían alguna avería, al margen de no contar con ningún tipo de garantía. Ante ello, Recomotor realizó un estudio detallado de los más de 1.300 centros autorizados (los únicos que pueden vender piezas de coche de segunda mano) y validó aquellos con el menor porcentaje de incidencia.

De esta forma, creó una red única de más de 200 desguaces españoles y otros centros europeos para ofrecer a los talleres la posibilidad de comprar piezas de segunda mano con garantía de 3 a 12 meses, con opción de devolución y con una seguridad igual a la compra de un recambio nuevo. Recomotor ha logrado bajar esa incidencia hasta el 3%, lo que debe provocar que cada vez más talleres de España decidan reparar los vehículos con recambios usados de calidad, multiplicando así la reutilización de piezas en este sector y, por lo tanto, fomentando una mayor sostenibilidad.

En España, los centros autorizados procesan cada año más de 700.000 vehículos para su reciclaje, y en todos ellos hay muchísimas piezas que se podrían reutilizar ya que no todas están en mal estado. Un coche cuenta con unas 100.000 partes, formadas por unas 4.000 piezas distintas, que a su vez, pueden estar formadas por 40 materiales diferentes. Así pues, la cantidad de piezas de segunda mano que pueden reutilizarse de los centros autorizados españoles es enorme y ello puede suponer una ayuda muy relevante para el medio ambiente.

¿Por qué es importante reutilizar piezas de coche?

La jerarquía de residuos es clara. Lo más importante es la prevención, y en el segundo lugar está la reutilización, por encima del reciclaje. Todas las personas pueden hacer mucho más en su lucha conjunta contra el cambio climático, y el ejemplo más claro está en los vehículos.

Según Toyota, el 90% de un coche puede ser reutilizado. Y todo aquello que no pueda serlo, será reciclado, como indica la ley, por los más de 1.300 centros autorizados que hay en toda España. Son estos mismos centros autorizados (CAT) los únicos que pueden vender piezas de coche de segunda mano por un motivo claro: porque en ellos está asegurado el proceso de descontaminación del vehículo, algo clave para no dañar el medioambiente y para evitar estafas en la venta de piezas de segunda mano. Y dentro de ese proceso de descontaminación, una parte importante es la sustracción de las piezas de cada coche que aún se considere que pueden seguir teniendo una vida útil.

Reutilizar es algo crucial en todos los ámbitos. Permitir que una pieza u objeto tenga una vida  más longeva fomenta el ahorro de energía, dinero y materiales que requiere el proceso de reciclaje o el de la creación de una pieza nueva. Es decir, reciclando se consigue un ahorro importantísimo de recursos. Un mayor consumo provoca un gran impacto porque significa usar más energía, materias primas o combustibles. Al reutilizar piezas de coche contribuyes con el cuidado del medio ambiente.

Por ese motivo, Recomotor nació en 2021 con la meta de alargar la vida de piezas de segunda mano que, de otra forma, van a acabar siendo recicladas cuando aún tenían mucho rendimiento que dar. Al margen de ofrecer a los talleres la calidad, seguridad y garantía que antes no tenían las piezas de coche de segunda mano, Recomotor ofrece un servicio rápido que facilita muchísimo el trabajo a los profesionales.

Los mecánicos ya no deben perder su tiempo visitando desguaces, sino que Recomotor localizará por ellos la pieza deseada en solo 5 y la enviará al taller que la necesite en menos de 24 horas. La red de centros seguros y su plataforma rápida de Recomotor multiplicarán exponencialmente la reutilización de recambios.

Reutilización en el futuro eléctrico

El nacimiento de plataformas como Recomotor no es solo clave para el presente y los coches del pasado. También lo es para los vehículos del futuro. La reutilización de piezas puede permitir que los conductores puedan seguir usando sus actuales vehículos y darle una vida útil más longeva a estos a la espera de que la tecnología eléctrica siga evolucionando.

Actualmente, el sector de la automoción y todas las grandes firmas están apostando por un futuro eléctrico. Ya ofrecen vehículos con autonomías de más de 500 kilómetros, pero la creación de sus baterías y de estos vehículos sigue estando relacionada con una importante huella de carbono.

Si ir más lejos, hace poco Volvo aseguró que la fabricación de un C40 (totalmente eléctrico) genera un 70% más de emisiones que la fabricación de un Volvo XC40 con motor de combustión. Por ello, la firma asegura que su coche eléctrico necesita una vida útil de unos 200.000 kilómetros para ser más sostenible que un vehículo de combustión mediante la menor huella de CO2 del coche eléctrico por cada kilómetro de uso. Pero si un coche eléctrico no alcanza los 200.000 kilómetros a causa de una avería y decidimos comprar uno nuevo, lo que estaremos haciendo con dicha acción es no ser sostenibles.

Ahí está la importancia de empresas como Recomotor también en la electrificación del sector. Para ser sostenibles, no solo se necesitan coches eléctricos y una gran red de puntos de recarga, también es esencial alargar la vida útil de las piezas de los coches eléctricos. Un vehículo de cero emisiones puede acabar en un desguace por culpa de un accidente, pero ese mismo vehículo tendrá muchísimas piezas que pueden incorporarse en otro coche para así ser más sostenibles y evitar la explotación innecesaria de los recursos que se necesitan para crear otra pieza nueva de las mismas características.

En ese sentido, Recomotor puede ser clave en la reutilización de las baterías, para que también se vendan en el mercado de segunda mano de forma segura y con garantía. La reutilización de las baterías eléctricas es esencial, ya que están formadas por una parte de materiales recuperables, pero también por otros peligrosos y contaminantes. Además, reutilizar baterías puede frenar la creación de otras nuevas. Ello es esencial en un momento en el que el sector de la automoción debe pensar y mucho en su sistema de producción de baterías mucho más sostenibles en el futuro, a la vez que se trabaja en la innovación de su reciclaje.

Fuente: Recomotor



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de