Debido a que las medidas adoptadas por los gobiernos tienden a ser lentas, la ciudadanía ha decidido tomar el mando para frenar este desastre natural denominado “basuraleza”.

A través de voluntarios, empresas, plataformas e instituciones de todo tipo, se están llevando a cabo diversas iniciativas con el objetivo de limpiar la basura de nuestro entorno.

Una ola verde mundial

La proliferación de basura es tal que se ha creado el Día Mundial de la Limpieza (World Cleanup Day), en el que los habitantes de más de 150 países, entre ellos España, se reúnen para limpiar las calles, parques, playas, bosques, riberas y cualquier lugar afectado por los desechos.

Considerada la mayor acción cívica del mundo, su última edición comenzó en Nueva Zelanday recorrió todo el planeta para llegar finalmente a Hawái. Incluso el primer ministro de la India, Narendra Modi, participó activamente en la limpieza de una escuela de Nueva Delhi, recogiendo la basura acumulada.

Paralelamente, ha surgido el movimiento Keep It Clean (Mantengámoslo Limpio), dirigido a gobiernos, empresas, organizaciones y sociedad civil para concienciar de la importancia de mantener el planeta limpio.

Las empresas se suman al cuidado del medio ambiente

Muchos de los proyectos ciudadanos han sido dirigidos por empresas privadas que entienden que tienen una responsabilidad como modelo de negocio sostenible y que precisan de una estrategia ambiental.

Un buen ejemplo de ello es la campaña EcoACCIONAte, de Acciona, que recogió en un solo día 6.850 kilos de residuos en la playa Puerto Libertad, en Sonora (México).

Un grupo de empleados de la compañía, familiares y amigos compitieron para reunir la mayor cantidad de desechos. El equipo ganador llegó a acumular casi una tonelada de ellos en lo que fue un buen ejemplo de una iniciativa privada a favor del medio ambiente.

Respaldo institucional a las redes ciudadanas

Además de los movimientos populares, las acciones voluntarias también vienen de la mano de entidades públicas, como es la Fundación Biodiversidad, adscrita al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Su programa Playas, Ríos, Voluntariado y Custodia del Territorio diseñó 83 planes en los que participaron más de 6.500 voluntarios para retirar 60.000 kilos de residuos.

Otros proyectos más pequeños pero igual de eficaces también han tenido un respaldo institucional. En marzo de 2018, una empresa de deporte reunió a decenas de gaditanos para limpiar las playas de El Puerto de Santa María, apoyados por el Ayuntamiento.

Para ello, la Concejalía de Medio Ambiente puso a su disposición bolsas y material para efectuar la recogida, al tiempo que se encargó de retirar todo el material recolectado.

Iniciativas mundiales, regionales y locales con un objetivo común, dejar el planeta un poco más limpio de lo que estaba. Para aquellos que aún no están demasiado concienciados, el 5 de junio se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente, en el que se organizarán campañas de limpieza en áreas públicas, reservas nacionales, bosques y playas de la mano de Naciones Unidas. Porque, al fin y al cabo, la sostenibilidad y limpieza del planeta comienza en uno mismo.

Iniciativas que involucran a grandes y pequeños

La segunda edición de 1m2 por la naturaleza movilizó a 11.000 voluntarios para limpiar más de 400 puntos de toda España. Organizada por SEO/BirdLife y Ecoembes, esta campaña recogió 80 toneladas de basura sólo en bosques, campos y montañas. En un éxito sin precedentes, este año 2019 se ampliará a playas, mares, ríos, embalses y pantanos.

Otros ejemplos de iniciativas ciudadanas surgen tras desastres naturales que empeoran la situación de la “basuraleza”. Las lluvias e inundaciones que este invierno asolaron Cantabria han hecho que sus habitantes se reunieran para limpiar las playas de esta provincia. Sólo en Suances participaron 400 personas para retirar los desperdicios y restos de plásticos acumulados en los arenales.

No obstante, la limpieza del planeta no es sólo tarea de adultos. Más bien al contrario, son los más jóvenes los que deben tomar consciencia desde pequeños para evitar que los residuos continúen filtrándose en el medio ambiente.

Algunas escuelas comienzan ya a considerarlo parte de la agenda curricular. El colegio leonés Virgen de la V Angustia de Cacabelos organiza “patrullas verdes” para fomentar responsabilidades individuales en el cuidado de sus instalaciones.

Otro ejemplo de la importancia de educar en materia medioambiental es la escuela San Miguel de Gijón, en el que los alumnos recorrieron la playa de Poniente para reunir cinco kilos de basura, principalmente colillas y plásticos.

Fuente: Andrea Velasco / Planeta Inteligente – EL MUNDO,

Artículo de referencia: http://www.planetainteligente.elmundo.es/comprometidos/iniciativas-ciudadanas-contra-la-basuraleza,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de