Vehículo eléctrico

Un total de 60 profesionales de Iberdrola en España y Reino Unido se han acogido a la iniciativa "Vehículo eléctrico para empleados", mediante la que la compañía pretende promover la utilización del vehículo eléctrico entre su plantilla. Para ello, ha articulado tres tipos de mecanismos: anticipos especiales de hasta 4.000 euros para la compra de un vehículo con cero emisiones locales y ayudas a fondo perdido de hasta 500 euros para la instalación de puntos de recarga y de hasta 6.000 euros para aquellos empleados que accedan al patrocinio de la marca Iberdrola en sus vehículos durante tres años. 

Estos incentivos son, además, compatibles con el Plan Movea del Gobierno, por lo que los empleados de Iberdrola pueden acceder a un vehículo eléctrico a un precio realmente competitivo. 48 de los empleados que han apostado por el vehículo eléctricoestán en España mientras que los otros 12 radican en Reino Unido. 42 de los profesionales de Iberdrola han adquirido un vehículo turismo y 18 se han decantado por bicicletas y motocicletas eléctricas.

Esta iniciativa se enmarca en el Plan de Movilidad Sostenible de Iberdrola, que tiene como objetivo final contribuir a un uso racional de los medios de transporte. Se encuentra, asimismo, en línea con el compromiso adquirido por la compañía en su Política de sostenibilidad, aprobada por el Consejo de Administración en 2013 y que exige la asunción de políticas que favorezcan una explotación sostenible del objeto social del grupo. 

El Plan de Movilidad Sostenible de Iberdrola tiene un carácter integral e involucra a empleados, empresa, clientes y proveedores, con una inversión total de 1,3 millones de euros. El programa se articula en torno a 23 acciones concretas con las que la empresa busca reforzar su apuesta por la sostenibilidad. Otra de las iniciativas destacadas en este contexto es el servicio de car sharing eléctrico, mediante el que casi 350 empleados de la compañía en España disponen de vehículos respetuosos con el medio ambiente para realizar gestiones comerciales en Madrid, Bilbao, Valencia y Barcelona. 

Además de a sus empleados, el grupo también quiere implicar en este Plan de Movilidad Sostenible a sus clientes y proveedores. Para los primeros, la compañía ofrece el Plan Movilidad Verde, que pone a disposición de sus clientes una solución integral de movilidad con cero emisiones que combina vehículo eléctrico con punto de recarga verde y energía certificada 100% renovable. 

También para los clientes de Iberdrola está disponible el servicio de factura electrónica, con el que se evita gasto en papel y tinta, además de las emisiones derivadas de los desplazamientos para entregar las facturas. Además, Iberdrola, dentro de su compromiso con la creación de valor en las regiones en las que opera mediante la contratación de proveedores locales, también quiere fomentar la movilidad eléctrica entre sus suministradores.

Compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible 

Iberdrola ha incorporado los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), definidos por Naciones Unidas para el horizonte 2015-2030, a su estrategia empresarial y a su política de sostenibilidad, y es un referente por su contribución directa a los objetivos globales, destacando sus aportaciones en el campo de la energía y el cambio climático

En línea con los objetivos en los ámbitos de energía asequible y no contaminante y acción por el clima, Iberdrola considera que un sistema de movilidad sostenible contribuye positivamente no solo a la sostenibilidad medioambiental de las comunidades donde se instaura sino también al ámbito social y económico.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de