¿Todavía no utilizas la bicicleta como principal medio de transporte?

La bicicleta es una de las grandes protagonistas de la movilidad urbana al día de hoy y su uso es una tendencia al alza. El paisaje de las ciudades evoluciona y la contaminación es un condicionante del que cada vez más ciudadanos son conscientes. El parque vehicular de combustibles tradicionales poco a poco cede terreno a opciones más limpias como los coches eléctricos, el transporte público o la bicicleta. 

Y es que la bicicleta ha demostrado ser un gran aliado en las ciudades; permite evitar los grandes atascos, sin contaminar al medio ambiente y a la vez haciendo ejercicio. Todo son ventajas para un  medio de transporte rápido, barato y sostenible que cada vez gana más adeptos. Y no sólo la ciudadanía es consciente de ello, la bicicleta ha dado el salto a los negocios como en el sector del reparto a domicilio. 

Se trata de nuevas plataformas que operan online, poniendo en contacto comercios o restaurantes con clientes en sus casas, generalmente a través de una app específica. La diferencia con los servicios tradicionales es que en lugar de hacerlo a través de vehículos contaminantes, son cada vez más lo que ofrecen el servicio a través de uno de los vehículos sostenibles por excelencia: la bicicleta.

En las principales ciudades del mundo se extiende el uso de la bicicleta

Se trata de una tendencia global, que se expande por multitud de ciudades de todo el mundo. Por ejemplo, podemos disfrutar del servicio de Deliveroo, que entrega comida a domicilio en bicicleta, en países como Reino Unido, Francia, Alemania, Bélgica, Irlanda, España, Italia, Países Bajos, Australia, Singapur, Dubai o Hong Kong.

Y no sólo se trata de comida a domicilio en bicicleta, el servicio también existe con la mensajería de toda la vida o con cualquier cosa que se pueda encontrar en un comercio, incluso se pueden gestionar trámites administrativos. El mecanismo es sencillo y rápido, una vez efectuado el pedido, un mensajero en bicicleta va a recogerlo al lugar donde lo preparan y lo lleva al lugar de entrega designado.

Es un sistema que ofrece ventajas a todos los implicados: para los repartidores, que únicamente necesitan una bicicleta y un smartphone y pueden decidir cuánto y cuándo trabajan (ideal para complementar con otras actividades económicas o estudios), y para los comercios o restaurantes, que pueden ampliar su área de ventas, darse a conocer y ganar clientes nuevos. Y por supuesto, para el usuario que obtiene todo un abanico de productos y servicios a su alcance sin moverse de casa y de forma responsable.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de