SeRueda

Patinetes Eléctricos tecnológicamente avanzados

Y es que la tecnología de fabricación de estos vehículos eléctricos avanza de la mano de su rápida popularización entre gente adulta que ha sabido aprovechar su potencial de uso como medio de transporte alternativo para la ciudad.

En concreto, se trata de hombres y mujeres con edades entre los 30 y los 45 años que desean desplazarse con mayor rapidez y comodidad por el barrio o el centro de la ciudad.

Es en el desplazamiento de corta distancia donde gana sin lugar a dudas al automóvil, la moto o incluso a las bicicletas. Una de las ventajas respecto a las bicicletas es que con los patinetes eléctricos no se hace ningún esfuerzo para el desplazamiento con lo que no se suda.

Además, son mucho más fáciles de guardar (hay modelos plegables), con lo que no hay que aparcarlos como a las bicicletas sorteando con ello la posibilidad de ser objeto de robo mientras no las vigilamos.

El futuro de los patinetes pasa por su regulación

Tanta es su proliferación actual y las expectativas futuras que se tienen, que en Barcelona ya han regulado su uso y están contemplando medidas similares en Madrid, Valencia o Valladolid.

Por su parte, la Dirección General de Tráfico (DGT) no los considera ni vehículos a motor (que deben circular por la calzada) ni peatones (que deben circular por la acera) con lo que se encuentran aún en un limbo legal.

En principio, según la Instrucción 16/V-124 de la DGT, estos vehículos de movilidad personal (VMP) podrían circular por la calzada siempre que se trate de vías autorizadas para ello por la autoridad local, y deja en manos de éstos últimos la posibilidad de autorizar su uso por aceras, zonas peatonales, parques u otros carriles especiales.

Por ejemplo, en Barcelona ya tienen prohibido circular por las aceras, y según el tamaño del VMP, podrán hacerlo únicamente por carriles bici o calles de plataforma única (en los que tiene prioridad el peatón), o, siendo de mayor tamaño, también podrán circular por vías limitadas a 30 km/h.

Cada vez hay más modelos, con precios económicos

La media de los modelos de estos patinetes eléctricos suele alcanzar velocidades de entre 20-22 km/h y tienen una autonomía de entre 20-25 km.

Se cargan con un enchufe normal, y el coste que supone su recarga es tan bajo que ni se nota en la factura mensual de electricidad, siendo otra de las grandes ventajas que anima a pasarse al patinete a cada vez más gente.

Debido al interés mostrado por los usuarios, también hay cada vez más marcas y modelos de patinetes eléctricos para elegir, con precios más ajustados que rondan los 200-300 euros, hasta unidades más voluminosas (tipo segway) que llegan a los 3.000 euros aproximadamente.

Fuente: Twenergy / Chikome Yayi Nauí,