Como todos los años en estas fechas tiene lugar la Semana Europea de la Movilidad Sostenible. Unos días en los que tanto administraciones como empresas aúnan esfuerzos para conseguir concienciar a la ciudadanía de la importancia de descubrir una nueva forma de movilidad más respetuosa con el medio ambiente, fomentando el uso de transportes no contaminantes que, además de ser buenos para el planeta, lo son para nuestra salud.

Este año, la semana Europea de la Movilidad Sostenible está profundamente marcada por el impacto del coronavirus y su incidencia en nuestro país. Y es que una de las cosas que ha venido a demostrarnos la pandemia es el enorme daño que estamos causando al planeta con nuestro ritmo de vida actual.

Por ejemplo, durante los primeros días del confinamiento en capitales como París, Milán o Madrid se redujo considerablemente la contaminación, situación que era visible al desaparecer la boina negra que cubre el núcleo urbano de las ciudades. Pero esto no solo ha ocurrido en países europeos, sino también en otros lugares híper contaminados, como puede ser la India, donde se vieron reducidos en un 50% sus niveles de óxido de nitrógeno.

Esto no quiere decir que la solución para frenar la contaminación pase por encerrarnos todos en casa y dejar los desplazamientos a un lado, pero nos demuestra que haciendo pequeños cambios en nuestro día a día, como usar la bici en vez del coche o apostar por un vehículo eléctrico, ya contribuimos a paliar los efectos de tantos y tantos años abusando de gases contaminantes.

¿Cómo puedes apostar por una movilidad sostenible?

  • Saca tu vieja bicicleta del trastero, límpiala y conviértela en tu medio de transporte. No contamina, la puedes aparcar casi en cualquier lado, es económica y, además, ¡haces ejercicio! Son todo ventajas.
  • Para trayectos no demasiado largos el patinete eléctrico es una buena opción, ¡además de muy divertida! En muchas ciudades españolas ya hay servicios de patinetes que puedes alquilar por horas desde una app instalada en tu móvil. Es una opción perfecta para descubrir tu ciudad de una manera muy original.
  • El transporte público: Aunque en estos momentos tengamos que mantener la distancia social, el transporte público sigue siendo una buena opción para reducir la contaminación en vez de utilizar el coche privado. Recuerda llevar siempre la mascarilla bien colocada, evitar aglomeraciones y lavarte las manos frecuentemente.
  • Si aún así te da miedo coger el metro o el autobús por las aglomeraciones que puedan producirse de camino a tu trabajo, puedes ponerte en contacto con varios compañeros de manera que cada uno lleve una semana el coche. Eso sí, es muy importante que todos los ocupantes del vehículo llevéis puesta la mascarilla en todo momento, igual que cuando estáis en la oficina.
  • Y si en vez de en coche tradicional vais en coche eléctrico, mejor aún. Es una forma limpia y sostenible de trasladarse; además se puede alquilar en muchas ciudades mediante una app.
  • Caminando se llega a todas partes. ¿Por qué coger el coche si puedes ir dando un agradable paseo? Caminar, al igual que montar en bicicleta, no solo cuida al planeta sino también a tu salud, ya que es un estupendo ejercicio físico.

Fuente: STOP CAMBIO CLIMÁTICO,

Artículo de referencia: https://www.stopcambioclimatico.es/2020/09/18/tips-movilidad-sostenible/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de