La ONU advierte del peligro que supone el cambio climático para los más pobres

El objetivo es disminuir el consumo de fundas plásticas e incentivar el uso de alternativas amigables con la naturaleza. Para lo cual, se tiene pensado distribuir 250 mil bolsas reusables hasta el 2014, en todos los locales de Supermaxi y Megamaxi a nivel nacional.

En el acto participaron la Ministra del Ambiente, Lorena Tapia; el Gerente Corporativo Corporación Favorita, Rubén Salazar y la Gerenta del Programa Nacional de Gestión Integral de Desechos Sólidos, Paula Guerra; quienes explicaron el funcionamiento de esta iniciativa verde.

“Se busca sensibilizar y educar a la población, para incorporar buenos hábitos de consumo e impulsar una cultura del reciclaje. ‘Una funda por el planeta’ es el punto de partida de una campaña ambiciosa que tiene como finalidad eliminar de manera progresiva y definitiva las fundas plásticas”, afirmó Tapia.

El proyecto se inicia hoy en todo el país, haciendo énfasis en las ciudades más grandes como son Quito, Guayaquil y Cuenca, por ser donde más fundas plásticas se consumen y donde más supermercados se concentran. Cambiar los hábitos de los ecuatorianos e impulsar las 3R, es una de las metas de esta propuesta. Se trata de reducir la cantidad de fundas plásticas, reusar bolsos para las compras y reciclar las fundas plásticas.

Por cada bolsa reusable que el cliente reutilice en sus compras (en los locales de Supermaxi y Megamaxi), recibirá una “eco-moneda” que representa el valor de no utilizar una funda plástica. A su vez, este valor será entregado por Corporación Favorita para la conservación de las áreas protegidas, fondos de agua y especies en peligro de extinción del país. Además, en cada Supermaxi y Megamaxi estarán ánforas con los nombres de las distintas áreas protegidas, donde se podrá depositar las “eco-monedas”.

El MAE aprovechando que en esta fecha se celebra el Día del Sistema Nacional de Áreas Protegidas del Ecuador, presenta esta iniciativa verde que pretende fortalecer dos aspectos básicos en la conservación ambiental: minimizar el impacto causado por la generación de residuos sólidos y la protección de la flora y fauna, de las áreas naturales del país.

Asimismo, durante todo el evento de CIMA, el MAE obsequió a los visitantes bolsos reusables, hechos 100% a base de material PET reciclado, con el fin de fomentar esta iniciativa.

Los plásticos son uno de los tipos de residuos más comunes en el país y son los responsables de la mayor parte de los problemas que sufren los animales y ecosistemas. Pero de la misma forma, son materiales que pueden ser reciclados y reutilizados en procesos económicos y productivos, a través del reciclaje. Proyectos como este, pretenden concienciar a la población para que racionalicen el uso de materiales plásticos y contribuyan a la conservación de la naturaleza.

“En el Ecuador se generan aproximadamente 4 millones de toneladas de residuos sólidos al año, de los cuales el 60% son residuos orgánicos y el 11% son plástico.  Por esta razón, hacemos un llamado a la ciudadanía para que practique responsablemente las 3Rs, reducir la cantidad de residuos que generalmos diariamente, reusar bolsos de tela y reciclar las fundas plásticas, esta es la propuesta del MAE”, explicó Paula Guerra.

Actualmente, en Ecuador se utilizan alrededor de 257 millones de fundas plásticas de diferentes tamaños por año. Según estadísticas, cada persona utiliza entre 6 y 7 fundas al mes y a pesar de que la mayoría reutilizan las fundas para colocar la basura el precio que soporta la naturaleza es muy alto.

Por esta razón, el MAE ha concretado varias reuniones de trabajo con las principales cadenas de supermercados para solicitar información a sobre el uso de fundas y alternativas que se pueden utilizar para mitigar el impacto de las mismas en los ecosistemas. En ese sentido, se propuso reducir por lo menos 8 millones de fundas plásticas anuales, como parte de un compromiso del sector industrial con el ambiente.

Esta Cartera de Estado realiza grandes esfuerzos para potenciar y fortalecer los procesos de reciclaje, con el fin de reducir minimizar el impacto ambiental ocasionado por la gestión de residuos y así, recuperar material que puede ser reincorporado al ciclo económico.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de