WWF da las gracias al papa Francisco por sumar su voz a la de muchos líderes religiosos a nivel mundial que reconocen la necesidad de vivir en armonía con la naturaleza. "Su respeto por la naturaleza y la petición que hace por un desarrollo sostenible destacan como parte de los primeros sellos distintivos de su pontificado", expresó Dekila Chungyalpa, directora del programa Tierra Sagrada de WWF, que busca promover un diálogo con líderes de distintas creencias religiosas en pro de la conservación de la naturaleza.
 
"Los líderes religiosos son defensores vitales del medio ambiente. En un mundo donde el 80% de la población es creyente de alguna fe, los mensajes de los líderes religiosos pueden mover montañas en sus comunidades. Es muy importante que el primer viaje internacional del papa sea a Brasil, cuna del Amazonas, la selva tropical más grande del planeta, la cual se extiende a través de nueve países suramericanos y provee beneficios sociales y económicos a sus pobladores y al mundo", añadió Chungyalpa.
 
En una carta enviada el 28 de mayo, WWF sugirió al pontífice mencionar la necesidad de conservar el Amazonas durante su discurso en la JMJ, que tendrá lugar el domingo 28 de julio. La carta también se entregó en mano al arzobispo brasileño Dom Orani Tempesta, responsable de la organización de la JMJ en Rio. Además, dentro la JMJ se realizará un panel para discutir la conexión que existe entre la fe y la conservación de la naturaleza, en el que participará WWF.
 
"El Amazonas comprende la superficie de bosque tropical más extensa del planeta y suministra importantes servicios ambientales como agua y madera, al mismo tiempo que regula los patrones climáticos globales. Los países, empresas y ciudadanos deben ver a la naturaleza como un activo", indicó Claudio Maretti, a cargo de la Iniciativa Amazonía Viva de WWF. "Hacemos un llamamiento a los jóvenes católicos de todo el mundo para cuidar el medio ambiente y tomar decisiones individuales más conscientes, así como expresar su firme apoyo a la conservación del Amazonas, del cual dependemos todos", agregó Maretti.
 
WWF, la organización mundial de conservación, trabaja directamente con instituciones y  líderes religiosos en todo el mundo. El programa Tierra Sagrada ofrece una plataforma de información y fortalecimiento educativo a los líderes religiosos a fin de ayudarles a encaminar a sus comunidades hacia la protección de la vida silvestre, los recursos naturales y los ecosistemas. En asociación con la Alianza de Religiones y Conservación, WWF ha puesto en marcha varias iniciativas con la Iglesia Católica, incluyendo un programa en el este de África que se enfoca  en la protección de la vida silvestre.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de