Una persona murió ayer y dos permanecen desaparecidas tras el paso del tifón Sinlaku por Taiwán, que trajo vientos de hasta 162 kilómetros por hora y fuertes precipitaciones que provocaron el derrumbamiento de un puente.

Además, otras 17 personas resultaron heridas a lo largo de toda la isla tras el metro y 40 centímetros de agua caídas en alguna zona del país, principalmente en las áreas más montañosas.

A primera hora de hoy, los vientos habían disminuido considerablemente a medida que la tormenta se alejaba de Taiwán, según informó la Oficina Central de Meteorología de la isla.

Por su parte, el Gobierno hizo oficial hoy el hundimiento del puente en el condado de Taichung, en el centro del país, y apuntó a las fuertes lluvias como las causa. Este hecho provocó la muerte de un motorista que circulaba por la estructura y dejó dos desaparecidos en las aguas sobre las que estaba edificado.

El centro de la tormenta se encontraba ya a 130 kilómetros al norte de Taiwán y se dirigía a Japón, aunque el parte meteorológico anunció que Sinlaku se debilitará hasta convertirse en tormenta tropical antes de llegar a Japón.

Desde el sábado, la tormenta ha causado cientos de corrimientos de tierra, inundaciones, accidentes de tráfico, 252.000 cortes de luz y 1.594 evacuaciones. Las pérdidas agrícolas se estiman en unos 3,4 millones de dólares (casi 2,4 millones de euros), según el Gobierno.

"Durante la época de fuertes lluvias, las zonas de montaña están alerta de corrimientos de rocas, tierra e inundaciones localizadas", aseguró el servicio meteorológico taiwanés, avisando de que "la gente debería evitar actividades e las montañas o en las cuencas de los ríos".

Sinlaku es la cuarta tormenta de la temporada que azota a Taiwán. El pasado 18 de julio, el tifón Kalmaegi acabó con la vida de al menos 20 personas y provocó enormes inundaciones y pérdidas millonarias en los cultivos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de