El fuego está siendo el auténtico protagonista en diferentes zonas de la península ibérica. En los últimos días se han registrado numerosos incendios que han causado diferentes consecuencias, originando pérdidas naturales y humanas.

El viento: principal causa de la pérdida de los bomberos

Podríamos considerar que el incendio más traumático de los ocurridos hasta el momento ha sido el del Parque Natural dels Ports de Beseit, situado en Horta de Sant Joan (Tarragona). Este calificativo se debe, sin duda, a la pérdida de cuatro bomberos durante las labores de extinción de las llamas. Al parecer, el fuego se encontraba en una zona de difícil acceso que, unido al fuerte cambio del viento, originó que los bomberos se quedaran atrapados entre las llamas sin poder salir.

Además, los otros dos operarios que estaban en la zona han sufrido importantes quemaduras en su cuerpo, en torno al 60 y 70%. En estos momentos, los supervivientes se encuentran en la unidad de quemados del Hospital del Vall de Hebron de Barcelona, en “estado grave”, ha señaló el presidente de la Generalitat, José Montilla.

Muestras de dolor

En relación a los bomberos fallecidos, el Consejero del Interior de la Generalitat, Joan Saura, ha declarado esta mañana a los micrófonos de la Cadena Ser que “el viento ha sido la principal causa” de la muerte de los bomberos y ha querido expresar su pésame mostrando “un sentimiento de dolor” hacia las familias afectadas.

Otros incendios

La zona de Bolonia, perteneciente al término municipal de Tarifa, en Cádiz, también se ha visto afectada por el fuego. El pasado fin de semana, una zona cercana a ésta (a unos 300 o 400 metros) se vio sorprendida por las llamas (ya están estabilizadas) ocasionando la pérdida de 300 hectáreas. El pasado lunes, un nuevo foco se unió a éste, donde varios helicópteros y bomberos están trabajando en las labores de extinción

El cortafuegos salvador

En la localidad de Collado Mediano (Madrid), un fuego ha ocasionado la evacuación de 2.000 personas debido al posible riesgo de extensión de las llamas por el viento. De hecho, un recién cortafuegos creado este invierno ha evitado que las llamas se extendieran a una zona de chalets.

Incendio extinguido

El incendio originado en la tarde de ayer en el Puente de Alarcos (Ciudad Real) se apagó por completo la pasada noche. Las llamas afectaron a diferentes jardines y zonas de pasto. Además, ocho personas tuvieron problemas respiratorios debido a la inhalación de humo, aunque la pasada noche ya solo había cuatro de ellas ingresadas en el hospital.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de