El 75% de las zonas de aves a conservar están en mal estado

La víspera del 30 aniversario de la Directiva de Aves, que se celebra hoy 2 de abril, SEO/BirdLife ha presentado un documento en el que se analiza el estado de conservación de las Áreas Importantes para la Conservación de las Aves (IBA).

Los resultados del análisis llevado a cabo demuestran que el 75% de estas IBA se encuentra en estado de conservación desfavorable y que en el 36% no se ha llevado a cabo actuación de conservación alguna.

Amenazas actuales

A través de la información recopilada en un centenar de IBA SEO/BirdLife ha podido establecer el riesgo y las amenazas que afectan a estos espacios. Se ha valorado especialmente el momento en el que se están produciendo las amenazas sobre las IBA, observándose que en un 82% las amenazas que ponen en riesgo el valor de la IBA están actuando en este preciso momento.

No se cumple conla obligaciones de la Directiva

En más de un 18% el deterioro en la calidad de los hábitats y las poblaciones de aves que están provocando estas amenazas es rápido y severo. Solo en un 9% de las IBA se puede considerar que no existe deterioro. Sin duda este hecho demuestra que no se está cumpliendo con las obligaciones de la Directiva de Aves.

Aunque ya se ha aprobado una red de ZEPA con una superficie significativa, todavía quedan extensas zonas de un gran valor ornitológico sin ningún tipo de protección. Solo el 28% de las IBA están adecuadamente protegidas y hay un 23% de las mismas que no tienen prácticamente protección.

Celebración de una Directiva muy importante para el Medio Ambiente

Hoy 2 de abril se celebra el 30 aniversario de la Directiva de Aves Silvestres. El objetivo de esta Directiva, pionera en la protección del medio ambiente, es la protección, la administración y la regulación y explotación racional de las especies de aves que viven en estado silvestre en la Unión Europea (Art. 1). Para cumplir esta ambiciosa meta, el artículo 2 obliga a todos los Estados Miembros a tomar todas las medidas necesarias para mantener o adaptar las poblaciones de todas las especies de aves al nivel que corresponda, en particular, a las exigencias ecológicas científicas y culturales, habida cuenta de las exigencias económicas y recreativas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de