Martínez Guijarro se refirió al acuerdo como un "avance importante en el proceso que da continuidad a la declaración de estos dos nuevos parques naturales en la región". Por un lado, Sierra Madrona y Valle de Alcudia, que tendrá una superficie aproximada de 150.000 hectáreas y 8 términos municipales del sur de la provincia de Ciudad Real y, por otro lado, el Parque Natural de la Sierra Norte de Guadalajara, con una superficie aproximada de 125.000 hectáreas y que afectará a 35 municipios.

Igualmente se trabaja para que estos dos nuevos espacios naturales se conviertan en motores de desarrollo en sus respectivos territorios, señalando que en la región hay buenos ejemplos de ello, como son el Parque Natural del Alto Tajo o el de la Serranía de Cuenca "siendo ya la principal herramienta de desarrollo y de dinamización económica de ambas zonas".

25.000 hectáreas de viñedo en zona ZEPA

Otro de los puntos importantes tratado en esta reunión ha sido la Orden por la que se regulará las autorizaciones de plantaciones de viñedo en Zonas declaradas de Especial Protección para las Aves (ZEPA), con el objetivo de hacerlo compatible.

En Castilla-La Mancha existen unas 25.000 hectáreas de viñedo en zona ZEPA, habitadas fundamentalmente por aves esteparias, en las provincias de Cuenca, Ciudad Real y Toledo y una pequeña zona en Albacete.

El planteamiento desde la Consejería es que las viñas en espaldera tengan las calles más anchas y la longitud de la espaldera vaya teniendo cortes cada 150 metros para que las aves puedan moverse en su interior. El objetivo, según explicó Martínez Guijarro, "es intentar compatibilizar al máximo la actividad económica con la coexistencia de nuestro ecosistema" y, también, aplicar con carácter definitivo los planes de reestructuración de viñedo en estas zonas ZEPA "ya que al estar en zonas de especial protección necesitan tener una serie de medidas adicionales", como es esta Orden, señaló.

Nuevo Decreto para regular los usos recreativos en el medio natural

El nuevo Decreto que regulará el uso público de determinadas actividades en el medio natural de la región fue otro de aspectos tratados durante la reunión. Esta nueva normativa, unifica los distintos decretos que existen en la región con este fin y, por la cual, se crea la Red Regional de Espacios Recreativos con objeto de poder tener inventariadas todos las áreas recreativas, sus características y hacer un seguimiento adecuado del uso de las mismas.

En cuanto a las limitaciones de uso, hay que tener en cuenta las que tradicionalmente se vienen aplicando sobre acampada y actividades de ocio y recreo en terrenos forestales, uso de caminos, circulación de vehículos a motor o sin motor en el medio natural. Actividades que a partir de ahora se articularán en un solo decreto, salvo lo que hace referencia al uso del fuego, que tiene su propia normativa.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de