Proyecto de un equipo de la ULE

El proyecto titulado "Control biológico de las enfermedades de madera de vid: un reto en la sostenibilidad del sector vitivinícola de Castilla y León", que desarrolla un equipo de la Escuela Superior y Técnica de Ingeniería Agraria (ESTIA) de la ULE liderado por Pedro Antonio Casquero Luelmo, está obteniendo prometedores resultados en la recolección de cepas de hongos de "Trichoderma" en viñedos, para ser empleados como método de control biológico frente a otros hongos patógenos que causan las enfermedades de madera de vid.

El proyecto fue presentado a la convocatoria 2015 del Premio de Investigación del Consejo Económico y Social de Castilla y León y de las universidades públicas de León, Burgos y Valladolid, superó la primera de las fases y es uno de los tres finalistas seleccionados por el jurado. Por ello, el equipo dispone ahora de un plazo de seis meses para el desarrollo y presentación final de la labor llevada a cabo, lo que le permitirá acceder a alguno de los premios, el primero dotado con 15.000 euros, o bien uno de los dos accésits de 3.000.

Hay que apuntar que la investigación aborda la problemática que presentan los viñedos de Castilla y León debido a los hongos que afectan a la madera de vid. Pedro Casquero explica que “se trata de un problema que actualmente carece de una solución eficaz, con más de 1.600 hectáreas afectadas repartidas por la comunidad autónoma”, y afirma que, “en opinión de los principales expertos, las enfermedades de madera de vid se pueden considerar como la ‘filoxera’ del siglo XXI”.

Estas enfermedades son provocadas por una asociación de hongos que afectan de forma sucesiva a la planta. Además, y en función del estadio en el que se encuentre el proceso, se pueden identificar diferentes hongos patógenos.

Un sector clave en Castilla y León

El sector agroalimentario tiene carácter estratégico en Castilla y León ya que representa un 29,2% en cifra neta de negocios, es el principal motor económico de la comunidad, el que más personas ocupa y más horas trabajadas tiene. Dentro del sector, la viticultura tiene gran importancia y peso económico, con denominaciones de origen reconocidas en todo el mundo, y una gran implicación socio-laboral porque actúa como fijador de población en el medio rural.

El proyecto de investigación del equipo de la ULE fomenta la sostenibilidad del sector agrario en comunión con las políticas medioambientales de la Unión Europea, con un fuerte impacto en la comunidad rural. Más del 90% de los municipios de Castilla y León cuenta con una población inferior a los 2.000 habitantes, con predominio de los parajes naturales y agrarios, por lo que la ruralidad es uno de los conceptos que mejor definen a la Comunidad Autónoma.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de