Resuelto el misterio de los volcanes de Hawai

Hawái alberga algunos de los volcanes más grandes y activos del mundo, auténticos monstruos de la naturaleza. La formación de esas estructuras geológicas en este archipiélago de EEUU ha sido un misterio desde hace tiempo, exactamente 168 años. Fue en 1849 cuando se conoció la existencia de dos rastros volcánicos paralelos en la isla, a lo largo de los cuales se encontraban los volcanes. Un equipo de geólogos de la Universidad Nacional Australiana (ANU por sus siglas en inglés) acaba de resolver este enigma centenario, que desvelan en un estudio publicado en la revista Nature. 

Hawái se asienta al sudeste de una cadena de volcanes y montañas submarinas que se vuelven progresivamente más antiguas hacia el noroeste. El estudio ha descubierto que los volcanes se crearon de forma paralela debido a un cambio en la dirección de la placa tectónica del Pacífico hace tres millones de años.

La investigación se realizó mediante simulaciones de ordenador y los resultados han sorprendido a los investigadores ya que este tipo de actividad volcánica tuvo lugar fuera de los límites de la placa tectónica, mientras que la mayoría de los volcanes se encuentran dentro de esos límites. Este descubrimiento "nos ayuda a reconstruir la historia tectónica de la Tierra para conocer cómo hemos llegado del pasado al presente y al futuro" explicó a EL MUNDO Tim Jones, investigador principal. "Comprender la Tierra es clave para hacernos una idea de qué hizo que la vida prosperase en nuestro planeta", añadió Jones. 

Falta de alineación

"El calor del núcleo terrestre causa que columnas calientes de roca, llamadas plumas mantélicas o del manto (del inglés mantle plumes), se levanten bajo las placas tectónicas y produzcan actividad volcánica bajo la superficie", explicó Jones en un comunicado. 

El doctor Rhodri Davies, coinvestigador de la Escuela de Investigación de las Ciencias Terrestres (RSES por sus siglas en inglés), subrayó que los rastros volcánicos paralelos "emergieron porque la pluma mantélica no estaba alineada con la dirección del movimiento de las placas". 

Según su hipótesis, "la placa y la pluma se realinearán otra vez en algún momento del futuro y los dos rastros se combinaran para formar un nuevo y único rastro", subrayó Davies. Pero los rastros volcánicos paralelos de Hawái no son los únicos que existen. También se han encontrado en otras partes del mundo, como en Samoa. Además, durante el estudio se ha descubierto que éstos también emergieron en el mismo momento, hace tres millones de años.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de