El consejero de Medio Ambiente también advirtió que, aunque la Ley de Costas permitirá recuperar algunas zonas ocupadas y restituir la dinámica original de las mismas, esto acarreará cambios  importantes en otras zonas de los estuarios, "cambios a veces no deseables, que es necesario estudiar caso a caso, debido a su trascendencia morfológica, biológica y económica".

Martín explicó cómo, en los dos últimos siglos, el Estado ha primado la desecación de las zonas inundables de los estuarios, debido al concepto erróneo de considerarlos insalubres, proceso que se ha mantenido hasta los años ochenta del pasado siglo con continuas ocupaciones de las zonas inundables.
 
La relación de porcentaje perdido en los estuarios de Cantabria con respecto a su superficie original fue presentada por Martín, citando como fuente la Universidad de Cantabria. Dicha relación es la siguiente: Tina Mayor (28 %), Tina Menor (12 %), San Vicente (26 %), Oyambre (24 %), San Martín (28 %), Mogro (37 %), Bahía de Santander (37 %), Joyel (42 %), Victoria (37 %), Marismas de Santoña (34 %) y Oriñón (6 %). El consejero también mostró los porcentajes de la posible recuperación que contempla la Ley de Costas, que va desde el 0 por ciento de Tina Mayor hasta el 88 por ciento de San Vicente de la Barquera.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de