Al menos 24 personas han perdido la vida en Honduras como consecuencia de varios días consecutivos de lluvias torrenciales, corrimientos de tierra e inundaciones, según confirmaron hoy los equipos de rescate que trabajan para atender a los damnificados, tanto a las víctimas mortales como a los alrededor de 25.000 ciudadanos que se han quedado sin hogar.

El jefe de estos equipos, Randolfo Funez, informó de que “hay 24 muertos y 8 personas desaparecidas”, por lo que la cifra aún podría aumentar, a consecuencia de una catástrofe que afecta a varias partes del país. Hasta tal punto llegan estas consecuencias que el 60 por ciento de las carreteras del empobrecido país centroamericano se encuentran dañadas en mayor o menor medida y gran parte de las cosechas han quedado ya arruinadas.

El presidente hondureño, Manuel Zelaya, decretó el estado de emergencia a nivel nacional y pidió ayuda a la comunidad internacional. Precisamente, el país recuerda estos días a los miles de fallecidos por el huracán Mitch, cuando se cumple el décimo aniversario de su devastación.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de