El trabajo, que publica la revista “PLoS One”, especifica que, en el caso de España, las zonas más importantes a conservar son un área comprendida entre el Cap de Creus (Girona) y Marsella, áreas alrededor de las Islas Baleares, la zona de Gibraltar, el cabo de Almería y la costa de Marruecos.

Asimismo, y asumiendo que seis de las 18 zonas propuestas ya gozan de algún tipo de protección, el estudio pone el foco también en las aguas que rodean el archipiélago de Santorini, la zona que va desde el sur de Sicilia hasta las costas de Túnez y Libia, el mar frente a Croacia y numerosas áreas entre Grecia y Turquía.

Los especialistas han analizado diferentes criterios, como la pesca, biodiversidad, especies protegidas e impactos generados por la acción del hombre, y recuerdan que estas áreas deberían de estar protegidas antes del 2020.

10% de mares europeos

La UE se ha propuesto tener protegido el 10% de los mares europeos antes de esta fecha, por lo que ahora lo importante es determinar qué zonas son prioritarias, ha explicado en un comunicado la investigadora del Instituto de Ciencias del Mar del CSIC Marta Coll.

"Para proteger las zonas del norte, oeste y de mar abierto en el Mediterráneo hace falta priorizar acciones. Respecto a las zonas del sur, aún hay poca información sobre ellas, razón por la cual hay pocas zonas priorizadas", ha indicado Coll.

El Mediterráneo, con 17.000 especies descritas, es uno de los mares con mayor biodiversidad del planeta, de las que cerca de una quinta parte son endémicas, aunque sus ecosistemas, con unas costas cada vez más densamente pobladas, son también los más afectados por el ser humano.

En el trabajo que se publica este lunes han participado doce centros de investigación y universidades de todo el mundo, dirigidos por la Universidad de Stanford (EE.UU.), fruto de la colaboración de un grupo de trabajo que tiene el objetivo de planificar la conservación del Mediterráneo.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de