La futura ley pretende actualizar la regulación de la pesca, teniendo en cuenta, entre otras cuestiones, que en pocos años el número de pescadores ha pasado de 120.000 a casi 200.000. Además, se propone avanzar en una mejora de la gestión de la riqueza piscícola de la Comunidad con dos objetivos fundamentales: por una parte, garantizar el aprovechamiento sostenible, es decir, que bajo ningún concepto se sobreexplote el recurso natural y se cuide el valor de las especies; y, por otra parte, que se ponga en valor social y económicamente un recurso tan valioso como la pesca, contribuyendo así al desarrollo del medio rural.
 
La pesca deportiva tiene en Castilla y León una trascendencia social y económica muy importante, constituyendo una de las principales actividades de ocio en la naturaleza. Se trata de la Comunidad Autónoma con mayor riqueza de pesca continental y con los ríos trucheros más apreciados de España, y de una de las regiones europeas más importantes en lo que a esta actividad se refiere. En la actualidad, el número de pescadores con licencia en la Región se acerca a los 200.000. La red fluvial alcanza los 7.200 kilómetros, de los cuales una buena parte tiene la consideración de aguas trucheras, y existen además 147 cotos, 103 tramos libres sin muerte y 23 escenarios deportivos sociales de pesca.
 
Calidad del aire de la Comunidad 
Por otro lado, también se ha sometido a los miembros del Consejo Asesor el proyecto de Decreto de la Calidad del aire y Protección de la Atmósfera, que tiene por objeto desarrollar la Ley Estatal para el procedimiento de autorización/notificación para las instalaciones y también regulará los requisitos relativos a los procedimientos de control, de registro e información de las emisiones a la atmósfera de esas instalaciones industriales, uniformizando el sistema de control. Este proyecto de decreto será el primer texto autonómico relativo a la protección del medio ambiente atmosférico y supondrá la simplificación de los trámites administrativos y el impulso de la red de control de calidad del aire.
 
Además, en esta reunión también se ha dado a conocer un último informe elaborado por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente en el que se recogen los resultados registrados por la Red de Control de la Calidad del Aire. La principal conclusión de este informe es que este es el cuarto año consecutivo en el que en Castilla y León no se ha superado ningún valor límite de protección a la salud, ni ningún valor de información a la población de los contaminantes regulados en la normativa española y europea, que han sido dióxido de azufre, monóxido de carbono, partículas (PM10 y PM2.5), dióxido de nitrógeno, ozono y benceno.
 
La Red de Control de la Calidad del Aire de la Junta de Castilla y León avala la calidad de estos resultados a través de su certificación ISO 9001:2008 para los datos generados de concentración de contaminantes renovada en 2012. 
La modificación del Plan de Residuos que prepara el Gobierno regional da cumplimiento a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia que anula el objetivo de regeneración de aceites de automoción y supone la adaptación del Plan a la Ley22/2011 de 28 de Julio de 2011 sobre residuos y suelos contaminados.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de