Además ha confirmado la presencia de contaminación por Cesio-137 en la fábrica de Zumárraga (Guipúzcoa) cuyo origen ha sido probablemente la fusión de una fuente radiactiva en su horno.

La acería ha procedido a parar el horno de fusión, cancelar la salida de camiones con polvo de acería, comunicar el suceso al Consejo de Seguridad Nuclear y ha contactado también con su Unidad Técnica de Protección Radiológica (UTPR) para determinar  el alcance de la contaminación.

Por su parte, el CSN se ha puesto en contacto con la Consejería de Industria del Gobierno Vasco, para que dicha institución envíe a la acería a sus técnicos acreditados como inspectores del CSN, con objeto de evaluar la situación radiológica en detalle.

De acuerdo con la información recibida en el CSN, los primeros análisis indican que se trata de una fusión de una fuente radiactiva de Cesio-137, que no habría tenido repercusiones radiológicas para los trabajadores, la población  ni para el medio ambiente.

El CSN se mantendrá en coordinación con el Gobierno Vasco para el seguimiento del suceso en la acería.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de