Dicho hábitat es característico del norte de África y tiene en Murcia su única representación en el continente europeo. Se distribuye por la sierra minera de Cartagena-La Unión en una superficie inferior a 600 hectáreas, de las cuáles aproximadamente un 30 por ciento resultaron afectadas por incendios recientes.

El proyecto contempla actuaciones tales como el arrendamiento de pastos, la restauración de espacios mineros, la prevención y lucha contra la pérdida de diversidad genética, la recolección de germoplasma y reproducción forestal, el arreglo de caminos, el control del pastoreo y la eliminación de especies exóticas invasoras, entre otras.

Se contempla asimismo la evaluación del impacto socioeconómico del proyecto y un programa de divulgación pública y sensibilización sobre el mismo, a través de jornadas técnicas, asistencia a congresos de conservación de plantas, edición de publicaciones y la creación de una página web, entre otros aspectos.

El mencionado proyecto cuenta con un presupuesto de 1.544.000 euros, de los que la UE financia el 68´98 por ciento. El período de ejecución abarca hasta julio de 2018 y cuenta como socios con la Universidad de Murcia, el Ayuntamiento de Cartagena, la Fundación Sierra Minera y la Asociación de Naturalistas del Sureste.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de