Un total de 239 expertos en virus de 32 países diferentes se han unido para contradecir a la Organización Mundial de la Salud en uno de los postulados sobre el SARS-CoV-2. Según estos científicos, hay evidencias de que el nuevo coronavirus sí puede permanecer en el aire de los espacios cerrados, con la capacidad de infectar a las personas que están en el interior.

Los expertos han enviado una carta conjunta a la OMS en la que reclaman al organismo internacional que revise sus recomendaciones sobre cómo evitar la transmisión del patógeno, tal y como adelanta The New York Times.

La OMS sostiene que la principal vía de contagio del nuevo coronavirus es de persona a persona, a través de las gotas respiratorias que una persona expulsa al toser, estornudar o incluso hablar.

En su última actualización sobre el virus, la OMS afirma que la transmisión del virus por el aire -a través de aerosoles- solo es posible tras procedimientos médicos que produzcan la expulsión de pequeñísimas gotas con partículas virales, como las intubaciones.

Sin embargo, estos 239 expertos aseguran que transmisión aérea puede ser un factor importante en la pandemia, especialmente en espacios con mucha aglomeración de personas y poca ventilación.

En su carta han resumido la evidencia que muestra que las partículas más pequeñas pueden infectar a las personas, y están pidiendo a la agencia que revise sus recomendaciones. Tras el adelanto en los medios, los investigadores acaban de publicar la carta en Clinical Infectious diseases.

Coronavirus

“Estamos al tanto del artículo y estamos revisando su contenido con nuestros expertos técnicos”, ha señalado a Reuters Tarik Jasarevic, portavoz de la OMS. Hasta el momento, la OMS ha señalado que no hay evidencias convincentes de la transmisión aérea del patógeno.

Sin embargo, algunos expertos señalan que el organismo debería adoptar un principio de precaución e, incluso ante la ausencia de evidencias claras, asumir el peor de los escenarios y recomendar la mejor protección posible.

“No hay una prueba incontestable de que el SARS-CoV-2 pueda transmitirse de forma significativa a través de aerosoles, pero tampoco una evidencia absoluta de que no sea así”, ha señalado en declaraciones a The New York Times, el científico de la Universidad de Oxford Trish Greenhalgh.

Incluso en el caso de que esta vía de transmisión sea minoritaria -algo que ya se señaló con la transmisión a través de superficies contaminadas- los firmantes de la carta señalan que debería tenerse en cuenta, sobre todo en determinados contextos, como los sanitarios.

Fuente: EL MUNDO,

Artículo de referencia: https://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/salud/2020/07/06/5f02e98bfc6c83c13f8b457c.html,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de