Durante el acto de entrega de las Banderas Azules 2012, Feijóo reconoció el esfuerzo colectivo que ha posibilitado que en una de cada seis playas gallegas ondee la bandera azul porque “es la señal de confianza que quiere mandar Galicia al resto del mundo desde el punto de vista del turismo”. “Ser una comunidad solvente genera confianza y la confianza es un estímulo fundamental para superar las incertidumbres que pesan sobre España”, resaltó.

A lo largo de su intervención, el responsable autonómico recordó que en este logro tienen que ver decisiones estructurales encaminadas a fomentar la protección de la costa, como las Directrices de Ordenación del Territorio, “las primeras”, o el primer Plan de Ordenación del Litoral; dos documentos que permitieron dotar de estabilidad normativa a los 1.500 kilómetros que configuran la costa gallega y que suponen la cuarta parte del territorio costero español; “y también la acción coordinada del conjunto de las administraciones públicas”, añadió.

En relación a este segundo punto, Feijóo subrayó que esta labor coordinada hizo posible una progresiva mejora de las condiciones de accesibilidad, de infraestructuras y servicios de las playas gallegas. “Fruto de esta labor coordinada y también de una creciente concienciación social del valor de nuestro litoral, Galicia fue convirtiendo la regalía natural de la costa en un referente de cantidad y de calidad de espacios costeros adecuados para mostrar lo que somos”.

El jurado internacional de los distintivos Bandera Azul acordó concederle a Galicia un total de 143 distinciones, de las que 126 corresponden a playas y 17 a puertos deportivos. En la actualidad, Galicia tiene contabilizadas 772 playas distribuidas entre los 84 ayuntamientos costeros, lo que equivale a casi una cuarta parte de los arenales españoles, y unos 122 puertos e instalaciones portuarias de competencia autonómica, sin contar los puertos de interés general del Estado.

El titular de la Xunta destacó que Galicia sigue un año más a la cabeza de las comunidades autónomas con sus 126 playas con bandera azul, 9 más que en 2011. Mientras en puertos, con 17 banderas, 4 más que el año pasado, Galicia ocupa el tercer puesto español.

Un turismo del siglo XXI

Asimismo, afirmó que todas estas banderas son un ingrediente de enorme importancia no solo para generalizar la responsabilidad ambiental de la sociedad, sino también para poder mantener el sector del turismo en parámetros estables, pese a la crisis económica, tal y como demuestra el hecho de que el número de viajeros que llegan a Galicia no disminuyó en lo que llevamos de año, frente a una bajada del 1,4% en el total de España.

Feijóo concluyó felicitando a los 36 ayuntamientos distinguidos con estas banderas azules y animando a los representantes municipales y a los ciudadanos a seguir apostando por mantener estos distintivos de calidad, “a seguir en esta línea de atención y cuidado de nuestras playas, de nuestros puertos y, en general, de nuestro litoral”.

En el campo del turismo, Feijóo afirmó que Galicia tiene que ser un destino con una única marca Galicia pero bien diseñada desde el punto de vista de contenido. “Por eso diseñamos una Ley de Turismo para un turismo del siglo XXI y diseñamos una Galicia dividida en 14 geodestinos, en 14 posibilidades diferentes y una de ellas es A Mariña luguesa”, recordó.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de