Las nuevas bolsas de Orange están siendo ya utilizadas desde el pasado mes de marzo en alrededor de 1.700 puntos de venta de marca a lo largo de toda la geografía española.

Actualmente, en las tiendas de Orange se distribuyen en torno a 2,5 millones de bolsas al año. Usando polietileno virgen las emisiones anuales de CO2 son de 132 toneladas, mientras que con el nuevo material "ecoloop" 100% reciclado sólo se emitirán 49 toneladas. Esto se traduce en una reducción de 83 toneladas al año. Por lo tanto, gracias a la sustitución de sus bolsas actuales por las de material 100% reciclado, Orange disminuirá en un 63% la emisión de gases C02 a la atmósfera derivada de este factor.

El principal objetivo de este proyecto es ofrecer un producto eficaz y no contaminante sin coste alguno para el cliente. Además, estas bolsas ecológicas cumplen todas las certificaciones medioambientales de respeto al medio ambiente y no toxicidad. El plástico "ecoloop" 100% reciclado, el nuevo material con el que se fabrican las bolsas de Orange, es una alternativa ecológica y rentable que elabora las bolsas a partir de residuos de plástico transformados en materia prima nueva.

Esta iniciativa se suma a otras que la compañía viene desarrollando dentro de su estrategia de Responsabilidad Social Corporativa para reducir las emisiones de CO2, tales como el proceso de free-cooling (o adaptación de los sistemas de climatización convencionales de las estaciones base de la red de telefonía móvil, para conseguir una reducción del consumo de energía eléctrica), la utilización de papel FSC (certificado que asegura la gestión responsable del proceso de producción del papel utilizado por Orange) o el consumo responsable de la energía en las oficinas de la compañía (con una reducción del consumo de electricidad del 5.8% en 2009 respecto al año 2008).



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de