Los primeros humanos que llegaron a la Amazonia, hace unos 10.000 años, crearon miles de islas de bosque y domesticaron plantas silvestres para su consumo, según un estudio internacional en el que han participado  investigadores de la Universidad Pompeu Fabra (UPF), de Barcelona, y publicado en la revista “Nature”.

El artículo, centrado en la actual área de Llanos de Moxos, en el norte de Bolivia, demuestra cómo las primeras pequeñas comunidades de la región empezaron a modelar el paisaje de la Amazonia con cultivos y montículos artificiales de bosque unos 8.000 años antes de lo que se pensaba.

La zona geográfica analizada, dominada por la sabana, sufre inundaciones de diciembre a marzo y es extremadamente seca de julio a octubre, unas condiciones climatológicas que llevó a los primeros habitantes de la región a crear terrenos que se mantuvieran por encima del nivel de agua para que los árboles pudieran crecer.

El norte de Bolivia, primera zona de domesticación de plantas

La investigación confirma que esta parte de la Amazonia es uno de los primeros territorios de domesticación de plantas en el mundo, con especies como la mandioca, la calabaza, el maíz y el cacahuete, según demuestran las células silicificadas de plantas, llamadas fitolitos, que los expertos han encontrado bien conservadas en los bosques tropicales.

El estudio apunta que las primeros humanos en la región cultivaron especies que eran fáciles de cocinar y proporcionaban una parte considerable de las calorías necesarias junto con pescado, un poco de carne y recursos obtenidos por recolección.

El trabajo de los investigadores sobre el terreno consiste en un análisis regional a gran escala de 61 yacimientos arqueológicos, ocultos actualmente por manchas de bosque que rodean la sabana, que se identifican previamente por teledetección vía satélite.

En conjunto, se recuperaron muestras de una trentena de islas forestales y se realizaron excavaciones en cuatro de ellas, donde se obtuvieron restos de sedimentos para tareas de datación con radiocarbono y análisis de fitolitos con el objetivo de determinar qué especies vegetales se cultivaban.

Estudio sin precedentes

Se trata de un estudio sin precedentes, según su coordinador, Umberto Lombardo, de la Universidad de Berna, que aseguró en un comunicado que hasta la fecha “los científicos no habían buscado ni excavado yacimientos arqueológicos antiguos de esta región que pudieran documentar la domesticación precolombina de cultivos de importancia global” como los cacahuetes, algunas variedades de guindilla o la judía denominada “jack bean”, además de la mandioca y la calabaza.

El trabajo ha contado con la participación de los expertos José Iriarte y Lautaro Hilbert, de la Universidad de Exeter; Heinz Veit, de la Universidad de Berna; José Capriles, de la Universidad Estatal de Pensilvania, y el español Javier Ruiz-Pérez, investigador predoctoral y miembro del Grupo de Investigación “Culture and Socio-Ecological Dynamics” del departamento de Humanidades de la UPF, bajo la dirección del profesor Marco Madella.

Se comenzó a trasformar el paisaje en el Holoceno

Ruiz-Pérez explicó en una entrevista telefónica con EFEverde que la investigación desarrollada ayuda a comprender las dinámicas de expansión de los humanos en la zona, algo que hasta ahora “se conocía” pero carecía de documentación consistente.

“Antes, se creía que la Amazonia era un espacio hostil para las personas y ahora hemos demostrado que no, que fue un área muy importante de domesticación de plantas silvestres que después serían cultivadas para el consumo”, remarcó el investigador de la UPF.

Además insistió en el valor científico del estudio al certificar que “las poblaciones humanas aparecieron en el suroeste de la región desde el inicio del Holoceno”, cuando se empezó a transformar un paisaje que desde entonces no ha dejado de mutar.

Fuente: EFE VERDE,

Artículo de referencia: https://www.efeverde.com/noticias/los-primeros-humanos-de-la-amazonia-cultivaban-plantas/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de