El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Borja Sarasola, ha participado en el acto de renovación de la Bandera Verde por su compromiso medioambiental al colegio Gredos-San Diego Moratalaz. La Comunidad ha convertido la educación ambiental en la mejor herramienta para asegurar el compromiso de los más jóvenes con la conservación y el desarrollo sostenible. 

Así, la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha desarrollado un programa en colegios a lo largo de 2014 con 805 actividades en torno a grandes áreas temáticas, como residuos, agua, energías renovables, consumo responsable o espacios naturales protegidos, entre otras. En ellas han participado cerca de 20.000 alumnos de 66 centros escolares de la región. Este programa complementa al que se desarrolla a través de la Red de Centros de Educación Ambiental, once centros por los que en 2013 pasaron más de 35.000 escolares de infantil a bachillerato.

La Bandera Verde de Ecoescuela concedida por la Fundación Europea de Educación Ambiental, a través de la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor, al colegio Gredos-San Diego de Moratalaz. El Programa Ecoescuelas nació en 1994 con el objetivo de introducir y potenciar la educación ambiental para el desarrollo sostenible y la gestión y certificación ambiental en centros de educación infantil, primaria y secundaria. Madrid es la comunidad con mayor número de banderas verdes, con 73 centros de las 196 escuelas españolas que disponen de este distintivo.

La participación en Ecoescuelas implica unos pasos consensuados a nivel internacional y que incluyen la creación de un comité ambiental con representación de alumnado, profesorado, padres y madres, personal directivo y otras partes activas del centro. Estos centros deben pasar un proceso de auditoría ambiental y deben elaborar un plan de acción con objetivos concretos, así como un código de conducta para cumplir los objetivos de ese plan.

Paralelamente, los alumnos participan en la verificación de su grado de cumplimiento. Una vez que el centro esté en disposición de optar al galardón, son evaluados por un jurado convocado e integrado por miembros de la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor, expertos y personal de las administraciones autonómicas y locales competentes en educación ambiental. A los centros que desarrollen satisfactoriamente el programa se les galardona por un periodo de tres años con un diploma y una bandera verde.

El Programa Ecoescuelas cuenta ya con 45.000 centros participantes en 59 países de los cinco continentes, 476 de ellos en España. Desde hace 15 años, la Comunidad ha apostado por divulgar el patrimonio medioambiental de la región, favoreciendo que los ciudadanos accedan a él, lo conozcan y aprendan a valorarlo. Ese mayor conocimiento ha generado entre los madrileños una actitud proactiva, lo que les ha convertido en corresponsables y agentes activos de la conservación del medio ambiente.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de