El 4 de diciembre las Naciones Unidas celebró el Día Internacional de los Voluntarios, un día en el que se quiere hacer visible su contribución a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) tanto en el ámbito local y nacional como internacional.

Reforesta, asociación sin ánimo de lucro dedicada a la conservación naturla de los bosques, destaca la labor del voluntariado como expresión práctica de la educación ambiental. 

El deseo de ayudar a la protección del medio ambiente genera listas de espera en las jornadas convocadas por Reforesta.   

Desde 2010, año en el que Reforesta inició sus actividades de voluntariado ambiental, son más de 4500 las personas que han participado en las 196 jornadas organizadas por la Asociación. Este año 2015 se ha superado la cifra de 1250 voluntarios. 

Como balance de estos cinco años es relevante destacar los siguientes aspectos: 

El notable aumento del número de empresas que impulsan y apoyan el voluntariado corporativo como una actividad que muestra no solo su interés por el desarrollo de la responsabilidad corporativa, si no su importancia para la implicación de los empleados en su puesta en práctica. 

Este año 2015, 16 compañías han programado jornadas con Reforesta. 

Esta alta participación de empresas ha sido y es relevante para ampliar el efecto de las acciones de Reforesta, tanto educativas como de reforestación y conservación de la naturaleza, en un período en el que apenas existen subvenciones públicas para llevarlas a cabo.  

En cuanto al voluntariado particular, se aprecia una “profesionalización” de los voluntarios, en el sentido de que repiten a lo largo del tiempo y conocen bien la labor a desempeñar, siendo su trabajo más eficaz, efectivo y gratificante. Además, podemos hablar de un auténtico “boom” en el deseo de ayudar a la protección del medio ambiente, ya que hay más demanda que plazas disponibles, generándose lista de espera en nuestras actividades. 

La próxima tendrá lugar el 13 de diciembre en La Pedriza (Comunidad de Madrid). 

Las jornadas se dedican principalmente a actividades de mantenimiento, riego y plantación de árboles; limpieza de riberas; instalación de refugios para fauna; control de la calidad del agua y restauración y cercado de charcas para anfibios. 

Se han puesto en marcha acciones más específicas, gracias a la organización de jornadas de voluntariado técnico, como el Proyecto Ríos y el Proyecto Vías Pecuarias, apoyados por la Fundación Repsol. 

En palabras de Miguel Ángel Ortega, Presidente de Reforesta “La saturación informativa que se produce en nuestra sociedad, hace que no seamos capaces de asimilar todo y que actuar de forma decidida sea difícil. Las actividades de voluntariado aportan la experiencia, ese elemento diferenciador, que establece un vínculo directo y emocional con el entorno; solo así conseguiremos el cambio de comportamiento necesario para preservar la naturaleza.” 

Sobre Reforesta 

Reforesta es una asociación sin ánimo de lucro, declarada de utilidad pública, que desarrolla su actividad en los ámbitos de la educación ambiental, la integración de personas en riesgo de exclusión en actividades ambientales, la restauración del medio natural, la promoción de la agroecología y la lucha contra el cambio climático. 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de