La organización ecologista espera que este anuncio ponga la política energética de Japón en dirección a las energías renovables y limpias.

“Para asegurar que la salud y seguridad de los habitantes de Japón se antepone a otros intereses y que se actúa decididamente en la lucha contra el cambio climático, el Gobierno japonés debe cerrar todas las centrales nucleares existentes y cumplir la promesa del primer ministro Kan de un futuro limpio, renovable y energéticamente eficiente para Japón”, ha declarado Junichi Sato, director de Greenpeace en Japón.

Por su parte, Kumi Naidoo, director de Greenpeace Internacional, ha añadido que: “En vez de esperar a que ocurra un nuevo desastre, los gobiernos de todo el mundo deberían seguir ahora la dirección de Japón y adoptar políticas energéticas basadas en fuentes renovables.”



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de