Los servicios de emergencia griegos y los proveedores de energía se preparan para una semana de fuegos, apagones y enfermedades relacionadas con las altas temperaturas ante una inminente ola de calor, dijeron el lunes las autoridades.

Las temperaturas en Grecia se prevé que suban por encima de los 40 grados centígrados esta semana, llegando hasta los 42 grados el miércoles. Los hospitales han sido puestos en alerta y la gente advertida de que limite el uso del aire acondicionado para prevenir posibles cortes de luz.

"Aunque los veranos en Grecia son generalmente calurosos, no esperamos que las temperaturas bajen de los 34 grados este año", dijo Dimitris Ziakopoulos, responsable del Instituto Nacional de Meteorología.

La ola de calor se produce tras un año de temperaturas récord en el sudeste de Europa y en Grecia el año anterior, que dejó decenas de muertos y provocó centenares de incendios forestales que destrozaron parques enteros.

"Los 47 grados del pasado año fue una situación extrema. No habíamos visto esas temperaturas en 60 años", dijo Ziakopoulos. "No podemos predecir si este fenómeno se repetirá este año".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de