En ese sentido, el ICOG ya elaboró en junio un Decálogo de Prevención del Riesgo Sísmico en España, tras el terremoto de Lorca, que dirigió a todos los poderes públicos con el objetivo de evitar que vuelvan a producirse los daños devastadores que originó el sismo lorquino.

El ICOG se pone a disposición de los entes públicos, especialmente en aquellas comunidades con mayor riesgo sísmico, para cooperar en el desarrollo de estas propuestas. Siete meses después de terremoto de Lorca, el ICOG considera que "no aún no se ha tomado cartas en el asunto", por lo que se ofrece para formar parte de una comisión técnica cuyo objetivo final sea elaborar un plan de prevención de riesgos sísmicos en el sur-sureste peninsular.

Una de las medidas más urgentes propuesta por el ICOG en el Decálogo es actualizar la norma sismorresistente incorporando las enseñanzas y los datos que ha aportado el terremoto de Lorca.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de