Las aportaciones económicas de cerca de 20.000 pasajeros de la compañía aérea clickair han hecho posible que el Bosque clickair empiece a echar raíces. Sieta meses después de que se firmara el convenio del Bosque clickair entre la aerolínea, el ayuntamiento de El Prat y la Fundación +árboles, se ha realizado la plantación de 1000 ejemplares de Tarai (Tamarix gallica), un arbusto caducifolio originario del oeste de la zona mediterránea que puede crecer hasta alcanzar los 10 metros de altura. Se trata de una especie poco exigente, muy indicada para zonas cercanas al mar, ya que tolera muy bien los ambientes salinizados. La plantación correspondiente a la primera fase de desarrollo del espacio natural y protegido del Delta del Llobregat (Barcelona).

La plantación se realizará de manera progresiva, para favorecer la implantación de las especies elegidas por la Fundación +árboles y su capacidad para regenerar la atmósfera y compensar las emisiones de CO2. Un arbusto como el que se ha plantado hoy es capaz de absorber unos 300 kilos de CO2 durante su período de crecimiento. Y serán distribuidos por diferentes espacios del delta en una un terreno que ocupa cinco hectáreas. Está previsto que en las actuaciones posteriores se introducirán otras especies que fomentarán la biodiversidad del Delta, como fresnos o chopos.

Durante la plantación, +árboles ha hecho entrega a los asistentes de una selección de semillas de plantas aromáticas, flores y arbustos envueltas en bolitas de arcilla. Es lo que se conoce como nendo dango o pildorización, una manera de reverdecer zonas degradas creada por el maestro japonés Masanobu Fukuoka, padre de la agricultura natural. Con ellas, la fundación quiere introducir y popularizar este sencillo método de reforestación que consiste en esparcir semillas que contienen en su interior la promesa de un planeta más verde y habitable.

Un bosque que se ha hecho realidad gacias a los pasajeros

En concreto, han sido 19.957 los pasajeros que, en el momento de comprar su billete, optaron por hacer una donación para neutralizar la contaminación generada por su vuelo, a través del programa de compensación voluntaria de CO2. Son ellos quienes, con su apoyo, han dado vida a una arboleda que crecerá en las inmediaciones del aeropuerto barcelonés, en unos terrenos cedidos por el ayuntamiento de El Prat.

“Podríamos habernos suscrito a un programa anónimo donde invertir en un bosque perdido muy lejos, pero no nos parecía adecuado”, señaló Alex Cruz, director de clickair, que destacó el interés de la compañía por “ligar la gran relación que ya tenemos con el ayuntamiento de El Prat con una organización como la Fundación +árboles, que entiende todos los detalles y las oportunidades que existen en este tema”.

Javier Sánchez, presidente de la Fundación felicitó a la compañía aérea por su campaña de compensación de emisiones y explicó que el acuerdo con clickair ha dado pie otros convenios similares entre +árboles y empresas como Volkswagen o la aerolínea boliviana Aerosur. Para Sánchez “la clave del éxito es el carácter novedoso de hacer participar a una administración local junto con una corporación empresarial y una fundación que garantice los buenos modos de actuación”.

Esta iniciativa, primera y única en nuestro país, ha sido la manera de celebrar los 10 millones de pasajeros transportados por la compañía en sus dos años de vida, que se inició con sus primeros vuelos el 1 de octubre de 2006 des del aeropuerto de El Prat. El compromiso de la Fundación +árboles engloba, por un lado, el acondicionamiento de la zona, plantar arbustos que ayuden a crecer el bosque, y por otro lado, su mantenimiento en condiciones óptimas durante 25 años. El Bosque clickair forma parte de la campaña que la Fundación +árboles desarrolla con el lema 100 millones de árboles para la Península Ibérica, cuyo objetivo es construir una barrera verde como una de las maneras de frenar la desertificación del país y el caos climático. Al mismo tiempo, este proyecto se engloba dentro de la campaña de las Naciones Unidas Plantemos por el Planeta, con la finalidad de alcanzar los 7000 millones de árboles en el 2009.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de