Se trata de una jornada de voluntariado, en la que se podrá descubrir el funcionamiento de este vivero forestal cuyo objeto ha sido, desde su creación en 1999, la recuperación y preservación de la diversidad botánica de la Cornisa y Cordillera Cantábrica, mediante la reproducción de especies de flora autóctonas para su posterior plantación.

Los voluntarios tendrán la posibilidad de ver y experimentar las distintas etapas del desarrollo vegetal, además de conocer la inmensa variedad de especies autóctonas que pueblan nuestros montes. Convirtiéndose por un día en cuidadores de árboles poniendo en práctica las tareas propias de un viveroy las técnicas de reproducción de especies forestales.

Una especial atención se dedicará a las especies de nuestras riberas, tales como sauces, fresnos o alisos. La jornada, como cuidadores de árboles, concluirá con una plantación en el entorno del Vivero. Y una visita a la cueva prehistórica El Pendo.

La labor de los viveros forestales de planta autóctona es clave en la conservación de los bosques y en la recuperación de aquellas zonas en las que las masas forestales tienen escasa presencia.

En este 2014 Fundación Naturaleza y Hombre (FNYH) participa en el programa de voluntariado de la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria: PROVOCA.

Calendario

Nota: Actividad gratuita necesaria inscripción Plazas Limitadas
22 de febrero Vivero El Pendo y Peñas Negras. Cita El transporte para la actividad será autobús y los Puntos de encuentro 10:00 Santander Parking Campos de Sport Sardinero 10:15 El Astillero Parking FEVE.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de