Uno de los principales objetivos es mejorar los hábitats forestales para prevenir incendios en los montes madrileños, a lo que destinará medio millón del presupuesto global.

Además, el convenio cumple una doble vertiente social porque se promueve la inserción laboral de personas en riesgo de exclusión, dando prioridad en las actuaciones a la ocupación de colectivos de personas con dificultades sociales, preferentemente exreclusos, exdrogadictos, inmigrantes o mujeres en situación extrema.

Con el millón de euros recibido de la Obra Social de la Caixa el pasado año, se comenzará en el mes de julio la instalación de nuevas cámaras detectoras de incendios en el monte. Hace dos años, en la campaña del 2008 se realizó un piloto con la colaboración del Canal de Isabel II con cámaras en zonas arboladas, pero sólo transmitían imágenes.

Cámaras para vigilar 59.290 hectáreas protegidas

Estas nuevas cámaras son detectoras de incendios, transmiten imagen pero tienen una alarma que llega al centro de control, el 112, y al puesto de mando en cuanto se produce un incendio. La idea es instalarlas en un territorio de 59.290 hectáreas protegidas, en la zona suroeste de la región comprendida entre Robledo de Chavela y San Martín de Valdeiglesias -Pelayos de la Presa, Navas del Rey, Valdemaqueda, Cadalso de los Vidrios, Cenicientos y Las Rozas de Puerto Real-.

Con este convenio, la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio impulsará actuaciones para la protección, promoción, conservación del medio ambiente madrileño. Se podrán mejorar los espacios fluviales, humedales y formaciones de ribera, y se restaurarán áreas degradadas. También se invertirá en el mantenimiento de hábitats de interés, en el fomento de la sensibilización y formación ambiental, y el refuerzo del tejido económico e impulso de la formación laboral de la población local.

Potenciarán actuaciones que reduzcan emisones CO2

El acuerdo, que da continuidad al que ya firmaron La Caixa y el Gobierno autonómico en 2006, recoge como novedad la potenciación de aquellas actuaciones que ayuden a reducir las emisiones de CO2 y que redunden positivamente en la eficiencia energética. Además, se acometerán acciones encaminadas a la utilización de energías renovables.

Esta Consejería destinará parte de esta inversión a desarrollar proyectos relacionados con la dotación de nuevas tecnologías que contribuyan a la mejora de la prevención y cuidado del medio natural. Con estos objetivos se han firmado ya otros acuerdos de colaboración entre la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior y La Caixa.

La entidad ha financiado la incorporación a la Dirección General de Protección Ciudadana de un Puesto de Mando Avanzado, una unidad que sirve como centro de coordinación en grandes catástrofes e intervenciones de larga duración y una Unidad móvil para grandes colapsos en estructuras e intervenciones para atención en situaciones extremas, como derrumbes, terremotos o vertidos de grandes dimensiones.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de