El servicio de fondeo ecológico que presta el Govern de les Illes Balears en las zonas declaradas lugar de importancia comunitaria (LIC), de las Illes Balears ha registrado un incremento de ocupación de un 38,94% hasta el 31 de julio respecto del mismo período de 2013. Así, mientras que durante los meses de junio y julio del año pasado se registraron 1.515 fondeos, durante el mismo período de la actual temporada turística se han registrado 2.105.

Por islas, la mayor ocupación es en Formentera, con 1.283 fondeos: 786 en el campo de boyas de s´Espalmador y 335 en el del Caló de s´Oli. A continuación, se sitúa Mallorca, con 355 fondeos, distribuidos en 239 en el campo de boyas de Sant Elm y 116 en el de Cala Blava. Seguidamente Menorca, con 317: 214 en Fornells y 103 en la Isla de Colom, y finalmente Ibiza, con 195 fondeos en el campo situado en las Salinas de Ibiza.

La gestión de los campos de boyas ecológicas instalados en las zonas declaradas lugar de importancia comunitaria (LIC) de las Illes Balears corresponde a la empresa Centro Balear de Biología Aplicada (CBBA). Este servicio consiste en colocar y mantener las boyas, vigilar los campos desde el mar y gestionar las reservas telemáticas mediante la dirección web http://fondeos.caib.es.

Servicio de asistencia en Formentera

Por otra parte, el servicio de vigilancia y asistencia al fondeo recreativo en las aguas del Parque Natural de ses Salines, en Formentera, ha atendido 1.693 embarcaciones hasta el pasado 31 de julio, lo que representa un incremento de un 15,95% respecto al año 2013, cuando en el mismo periodo se dio asistencia a 1.460 embarcaciones. De las 1.693 embarcaciones atendidas, la mayoría (808) han sido de esloras de menos de 25 metros; 435 de entre 25 y 39 metros, 365 de entre 40 y 60 metros y 85 de esloras de más de 60 metros.

El Govern de les Illes Balears, a través de la empresa concesionaria Pitiüsa de Ecología, SL, presta este servicio en el litoral del noreste de la isla de Formentera con el objetivo de informar a los navegantes de las normas de fondeo en esta zona protegida y evitar malas prácticas que puedan poner en peligro las praderas de posidonia, declaradas Patrimonio de la Humanidad. Este servicio se presta hasta el 30 de septiembre mediante dos embarcaciones que recorren el litoral del parque en horario de 10 h de la mañana a 20 h de la tarde, dos horas más que en la pasada temporada. El servicio de fondeo se refuerza, además, con dos embarcaciones de vigilancia del Govern de les Illes Balears que garantizan el cumplimiento de la normativa en el litoral del Parque Natural de ses Salines.

El ejecutivo balear, con estos dos servicios, también persigue dar a conocer a los navegantes la importancia de la posidonia en la preservación de los ecosistemas marinos de nuestras aguas. En este sentido, el Govern ha editado 10.000 folletos con información en cinco idiomas sobre la localización de los campos de boyas y buenas prácticas para la navegación recreativa con el máximo respeto al medio ambiente. En las Illes Balears se calcula que hay cerca de 100.000 hectáreas de praderas de posidonia, extensión que representa cerca de un 70% de toda la posidonia de las costas españolas. De la extensión de las praderas en las Illes Balears, aproximadamente un 60% está en Mallorca, un 30% en las Pitiusas y un 10% en Menorca.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de