La presidenta regional, Esperanza Aguirre, ha visitado en Valdaracete la principal empresa de conservas y encurtidos de pescado de la región para mostrar su respaldo al sector agroalimentario. Estas industrias dan empleo a más de 20.000 personas y representan el 1% del PIB. Aguirre, acompañada por la consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Ana Isabel Mariño, destaca la competitividad del sector.

El sector agroalimentario agrupa a más de 1.500 industrias, de forma que Madrid es la sexta región en importancia en este campo y aporta el 8,5% al valor de la agroalimentación nacional con una facturación de 3.890 millones. Además, destaca por la generación de empleo de calidad, de forma que cerca del 82% de los trabajadores son fijos y el empleo femenino supera el 27%.

Desde 2007, la Comunidad ha destinado desde 14,2 millones para impulsar la modernización de este sector agroalimentario. Sólo en 2012 está prevista una nueva convocatoria de ayudas de 840.000 euros para seguir fomentando esta línea de desarrollo empresarial y de creación de riqueza. Con ello, la Comunidad apuesta por el sector y avala la alta calidad de los productos, al tiempo que realiza una importante y continuada labor de promoción de los alimentos de Madrid.

En Madrid se comercializa el 12% de la pesca marítima desembarcada y el 39% del producto comercializado por los mayoristas, lo que hace de Madrid el mayor punto de concentración de productos de pesca de Europa, situándose en el segundo puesto mundial sólo después de Tokio. La industria de transformación de la pesca y la acuicultura está representada por más de un centenar de empresas, cuyo volumen de ventas se acerca a los 86 millones anuales. En una década se ha incrementado en nueve kilos por persona y año el consumo de pescado en Madrid (casi 13,5% del gasto en alimentación).

Empresa de tradición familiar

Fonseca e Hijos es una pyme que ha logrado mantenerse gracias a un gran esfuerzo por modernizarse, adaptarse a la creciente competencia y a los rápidos cambios en los hábitos de consumo. En esta línea, la Comunidad gestiona ayudas de entre el 20 y el 40% de la inversión, que realizan las empresas por la adquisición, construcción y mejora de inmuebles; la implantación de normas de calidad; el incremento de la competitividad; la introducción de nuevas tecnologías o la reducción del impacto ambiental.

El Gobierno regional va a continuar apoyando la innovación de este sector a través de proyectos específicos que pondrá en marcha el Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (Imidra). Así, se atenderán las necesidades de modernización de las pymes y el fomento del conocimiento de los productos manufacturados de calidad en la restauración madrileña.

La empresa Fonseca e Hijos son los primeros fabricantes y mayoristas de semiconservas en la Comunidad dedicados a la obraduría de salazones. Se trata de una empresa de tradición familiar que trabaja de manera artesanal una amplia gama de semiconservas de pescado: anchoas, salmueras, boquerones o pinchos combinados con encurtidos. Fundada en 1993, este centro de transformación de pescado ha conseguido exportar más del 80% de su producción al extranjero.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de