Derivado de la afectación que sufrió Guerrero por el impacto del huracán “Ingrid” y la tormenta tropical “Manuel”, el titular de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), Enrique Martínez y Martínez, ordenó fortalecer las acciones pertinentes para mitigar los riesgos de aparición y diseminación de enfermedades en las unidades acuícolas.

En este convenio colaboran el SENASICA y el Comité de Sanidad Acuícola de la entidad, constituido por productores, como un órgano auxiliar de esta dependencia de la SAGARPA en materia de sanidad de las especies acuáticas.

El convenio establece la ejecución de acciones contra epidémias, como son la desinfección de infraestructura y el análisis-diagnóstico de enfermedades y calidad de agua, en 86 granjas acuícolas: 48 en la zona de Costa Grande y 38 en las regiones de Acapulco y Costa Chica.

En este contexto y con base en el resultado de la evaluación del grado de afectación en las granjas acuícolas, se determinaron las medidas sanitarias a poner en marcha en cada una de ellas.

Como acciones complementarias, destacan la programación de sesiones de capacitación, asistencia técnica y la aplicación de medidas de bioseguridad, entre otras, así como la gestión de presupuestos gubernamentales para su aplicación en ejercicios subsecuentes, con objeto de lograr las condiciones óptimas para el inicio de nuevos ciclos de producción.

De manera permanente se aplica el esquema de vigilancia epidemiológica de virus y bacterias, a través del cual se resguarda la salud de los cultivos de peces y crustáceos en los principales núcleos de producción.

La activación de este convenio entre la SAGARPA y acuacultores asegura la permanencia de la industria acuícola de Guerrero, así como la creación de empleos y desarrollo socioeconómico del sector.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de