En virtud de este acuerdo, Canarias recibirá, en concreto, 12.965.677 euros, montante que se distribuirá en cuatro partidas anuales de 1.227.155,67 euros correspondiente para el presente año, 3.803.721,4 euros para 2011, 4.130.765,95 para 2012 y 3.804.033,97 euros para 2013.

La cuantía total se destinará a actuaciones de construcción y adecuación ambiental de infraestructuras de sensibilización y uso público, a la adquisición de medios de vigilancia y seguimiento de medio marino, y a la restauración de hábitat y especies.

Entre las actuaciones de restauración de hábitats y especies, que se realizarán en la totalidad del Archipiélago, destacan las actuaciones del Plan de Conservación de Cetáceos en Canarias, cuya partida asciende a 495.467,10 euros, así como el cartografiado de especies exóticas invasoras en Canarias en espacios de la Red Natura 2000 para su control y erradicación.

La Red Natura 2000

La Red Natura 2000 está formada por Lugares de Interés Comunitario (LIC) y Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA). En Canarias, las Zonas Especiales de Conservación terrestres coinciden en un 89% con los Espacios Naturales Protegidos previstos en el Texto Refundido de las Leyes de Ordenación del Territorio de Canarias y de Espacios Naturales de Canarias por lo que cuentan ya con las medidas de protección recogidas en los instrumentos de planeamiento de los citados espacios naturales, así como de las establecidas en los planes de recuperación o conservación de especies, además de las que resultan de aplicación de acuerdo con la normativa vigente.

La Red Natura 2000, según establece el artículo 3 de la Directiva de Hábitats, Directiva 92/43/CEE del Consejo relativa a la conservación de hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres, es una red ecológica europea coherente que tiene como objetivo fundamental garantizar el mantenimiento y restablecimiento de un estado de conservación favorable para los diferentes hábitats que contempla.

Esta Red debe garantizar el mantenimiento o, en su caso, el restablecimiento, en un estado de conservación favorable, de los tipos de hábitats naturales y de hábitats de las especies que se trate en su área de distribución natural. Este fin concuerda con la conciencia ciudadana que propugna un cambio de comportamiento con el medio, exigiendo prestar mayor importancia a la biodiversidad biológica y al mantenimiento de los sistemas necesarios para la conservación de la biosfera, como principal vía para alcanzar mejoras en la calidad de vida.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de