Otras acciones que han llevado a cabo tenían que ver con información a los ciudadanos, elaboración de informes y actuaciones directas entre otras. En cuanto a sus competencias, casi la mitad fueron de gestión y desarrollo forestal, seguido por la lucha contra los incendios y la gestión cinegética.

Composición del cuerpo

Estos agentes están adscritos a la Consejería de Medio Ambiente de Andalucía, contando con casi 1.100 ejecutivos. Sus principales funciones son las de proteger y vigilar los montes a todos los niveles, como la flora y la fauna y sus espacios naturales. También se encargan de realizar un control y asesoramiento de los aprovechamientos forestales, cinegéticos y piscícolas, y atender a los ciudadanos en materia de medio ambiente.

En el ejercicio de sus funciones, tienen la consideración de agente de la autoridad y el carácter de Policía Judicial Genérica al participar en la persecución, investigación y esclarecimientos de delitos ambientales.

Su conocimiento del territorio los convierte además en piezas fundamentales en las labores de prevención y extinción de los incendios forestales. De esta forma, destaca el trabajo que desarrollan los agentes de Medio Ambiente adscritos a las Brigadas de Investigación de Incendios Forestales (BIIF), que se dedican en exclusividad durante la campaña de extinción a las labores de esclarecimiento y determinación de las causas y motivaciones que originan cada uno de los siniestros registrados.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de