El respectivo documento se firmó por la secretaria de Estado de Estados Unidos Hillary Clinton y el ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania Kostyantyn Gryschenko el 26 de septiembre de 2011, en Nueva York.

Según el Memorando de Entendimiento recientemente firmado, Estados Unidos se compromete a modernizar las plantas de investigación civil de Ucrania para que puedan operar con un uranio menos enriquecido y por tanto más seguro. Estados Unidos también ofrecerá 60 millones de dólares a Ucrania para la eliminación de uranio altamente enriquecido de su territorio. "Este acuerdo es bueno para los países y las personas. Ofrece beneficios tangibles para las personas de Ucrania y contribuye a un mundo más seguro para todos", comentó Hillary Clinton, secretaria de Estado de EE.UU.

Hillary Clinton mencionó que Estados Unidos ya está construyendo una planta fuente de neutrones de vanguardia en Ucrania. El centro ofrecerá a los científicos herramientas para expandir su investigación nuclear y producir más de 50 isótopos médicos diferentes para los propósitos de tratar el cáncer y otras enfermedades. Estados Unidos se compromete a completar la construcción para 2014.

Analizando el problema de la investigación nuclear, el ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania Kostyantyn Gryschenko apuntó: "Estamos trabajando juntos para aliviar a Ucrania de la carga de tener uranio altamente enriquecido en el momento en el que el uranio poco enriquecido es realmente una respuesta a muchos de los problemas".

El Memorando de Entendimiento es un acuerdo muy esperado, con Ucrania anunciando primero su decisión de deshacerse del uranio altamente enriquecido en abril de 2010. En el momento en el que el presidente de Ucrania Viktor Yanukovych participó en la Cumbre de Washington sobre seguridad nuclear, iniciada por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Tras la disolución de la URSS, Ucrania decidió deshacerse de su patrimonio nuclear. En diciembre de 1994 Ucrania se unió al Tratado para la no proliferación de armas nucleares y proclamó su estado de no nuclear. La última carga de guerra nuclear se envió desde Ucrania a Rusia en 1996 pero una importante cantidad de uranio altamente enriquecido permaneció almacenado en las instituciones de investigación nacionales.

Plan de Acción sobre Seguridad Nuclear

El plan de Acción del OIEA, que consiste en 12 puntos, surgió tras el accidente en la planta nuclear japonesa de Fukushima Daiichi y fue aprobado por la Junta de Gobernadores y los 151 Estados miembros del Organismo.

Algunos de los lineamientos de trabajo, como las pruebas de resistencia de las plantas nucleares, ya están definidos; aunque la metodología final estará lista el mes que viene.