España lidera –junto con Países Bajos e Italia– la iniciativa Lifewatch para la creación de una nueva infraestructura de investigación de referencia mundial para la protección, gestión y uso sostenible de la biodiversidad. La sede de la infraestructura estará en Sevilla y albergará las infraestructuras TIC centrales. Por su parte, Países Bajos acogerá un centro para la creación de laboratorios virtuales, e Italia alojará un centro de servicios.

El Ministerio de Economía y Competitividad, a través de la Secretaría de Estado de I+D+i, lidera el proceso de constitución de esta iniciativa y contribuye con 7,5 millones de euros para la puesta en marcha de las infraestructuras tecnológicas necesarias para el funcionamiento de Lifewatch y que implementará la Instalación Científico-Tecnológica Singular Reserva Biológica de Doñana del CSIC.

La apertura del encuentro –al que han acudido medio centenar de representantes de Alemania, Bélgica, Francia, Grecia, Países Bajos, Italia y España– ha estado presidida por la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, acompañada por la secretaria general de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Secretaría de Estado de I+D+i, Marisa Poncela, el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, el director general de Universidades de la Junta de Andalucía, Manuel Torralbo, el director técnico de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, Juan Saura, y el director de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Peña.

Durante la apertura del encuentro técnico internacional se ha destacado la renovación del compromiso de las distintas administraciones para mantener el liderazgo español en LifeWatch, en un contexto de restricción económica. En su intervención como presidenta de la reunión interministerial, Marisa Poncela ha subrayado  la relevancia científica y técnica de esta infraestructura y el papel de la colaboración público-privada en el desarrollo de su componente TIC. Finalmente, introdujo el objetivo de la reunión, que permitirá dar un impulso a la creación de LifeWatch.

Objetivos

Lifewatch,  aglutinará y gestionará infraestructuras científicas con un presupuesto inicial de 64 millones de euros –aportados por los países participantes– que podrá ampliarse a medida que se sumen nuevos estados miembros. Establecerá una plataforma informática que permitirá a los investigadores compartir información, acceder a bases de datos remotas relacionadas con redes de sensores de parámetros abióticos y bióticos, garantizando su interoperabilidad y la utilización de laboratorios virtuales en los que se consideren diversos escenarios de cambio global para estudiar su impacto sobre la biodiversidad.

14 países han mostrado interés por incorporarse al proyecto. En esta primera fase constituyente estarán implicadas Bélgica, Países Bajos, Italia, Grecia, Rumanía y España. Por su parte Alemania, Dinamarca, Eslovenia, Finlandia, Francia, Islandia, Noruega y Suecia se incorporarán más adelante.

Financiación

La contribución económica española anual será de más de medio millón de euros que aportará el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente (MAGRAMA), a través de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, y la Junta de Andalucía. Con su participación en esta infraestructura, España pondrá en valor las infraestructuras de e-ciencia existentes en su territorio, así como algunas infraestructuras singulares como la ICTS-Reserva Biológica de Doñana, gestionada por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y que ha recibido para adaptarse a esta infraestructura 7,5 millones del Ministerio de Economía y Competitividad, 6 procedentes de Fondos FEDER.

El MAGRAMA aportará a la infraestructura europea el Inventario Nacional de la Biodiversidad y los datos ambientales que se recogen en sus bases de datos, mientras que la Junta de Andalucía aportará su Red de Información Ambiental de Andalucía (REDIAM), entre otros. Se debe destacar el papel que tendrán las PYMEs andaluzas en la construcción de la infraestructura, con notable implicación de sus centros tecnológicos, como el Instituto Andaluz de Tecnología (IAT) y el Centro Andaluz de Innovación y Tecnologías de la Información y Comunicaciones (CITIC).

LifeWatch ha sido identificada por el Foro Estratégico Europeo sobre Infraestructuras Científicas (ESFRI) como una de las instalaciones científico-técnicas que Europa debe construir para mantener su competitividad.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de